La verdad que, el film no se puede decir que me guste demasiado como para comprarmelo, pero creo que es una película que debería de ser vista por todo el mundo.

El argumento de la misma no es muy novedoso, pero los personajes si, ya que películas de este tipo pocas veces se ven, y merece la pena pasar esas casi dos horas que dura el film.
En el verano de 1979, un grupo de amigos de un pueblecito de Ohio se disponen a hacer una película de zombis. Mientras ruedan su film en formato Super 8, son testigos de un catastrófico accidente de tren y, tras librarse ellos mismos por poco, pronto descubren que no fue un accidente. Poco después, comienzan a sucederse en el pueblo una serie de extrañas desapariciones y de sucesos inexplicables, y el sheriffadjunto Jack Lamb intenta descubrir la verdad, algo más terrorífico de lo que ninguno de ellos podía imaginar.

Los efectos especiales de la película, a veces dejan que desear, ya que estamos hablando de una superproduccion de Steven Speilber, y estas películas muy pocos fallos tienen.


Los efectos de sonido son sublimes y la calidad de imagen de la película, los decorados(recordemos que se basa en los años 70) son recreaciones perfectas de esos años.

Los niños protagonistas, me encantan, y se dejan querer mucho, como los de LOS GOONIES.

Una película que merece ser vista por todo el mundo, de la que me esperaba algo mas, pero no me a dejado mal sabor de boca.

Dejar respuesta