Dos de los más grandes directores de cine, Steven Spielberg y George Lucas, han comentado a medios especializados que la industria del cine esta dando un retroceso hacia lo que estamos acostumbrados. Ellos piensan que las salas de cine poco a poco van bajando visitas, y las nuevas tecnologías y las cadenas de televisión por cable son las que más interesan últimamente.

Según Spielberg, su última película Lincoln estuvo a punto de no ser estrenada en las salas de cine. George también tuvo problemas para llevar a la gran pantalla su última producción Red Tails.

Spielberg comento que en un futuro las salas de cine se convertirán en espectáculos al más puro estilo de Broadway, costando entrar a ver una película mínimo 50 euros.

No te olvides de pasarte por nuestro sorteo del primer libro de Juego De Tronos

Fuente: Diariovasco

Dejar respuesta