Recuerdo aquel día en el que un colega me llamó por teléfono y me dijo: “tío, me han dejado un juego que se parece un montón a Final Fantasy pero llevas a una rubia y tienes que matar a unas ratas mutantes dentro de un teatro de Nueva York”. Y le dije: “que me estás contando, ¿en serio…?!!!, y en 20 minutos estaba alucinando con aquel juego que sin saberlo, en el éxito tan grande que se iba a convertir. En ese momento para mí nació la leyenda, esa leyenda que se encuentra muchos años en barbecho y del cual no sabemos nada. Ahí nació para mí PARASITE EVE…, por eso mismo vamos a coger nuestra cápsula del tiempo particular y vamos a viajar hasta finales de siglo para contaros mi grata experiencia con éste maravilloso juego. 

Había juegos de todo tipo en aquellos años donde principalmente reinaba los plataformas y los juegos de lucha, lógicamente también había de deportes, disparos, rol, acción, etc. Pero a finales de la década de los 90 surgió un género de videojuegos bautizado como “survival horror“, un género que propone pasar miedo mientras jugamos a los videojuegos, algo que parecía impensable cuando jugábamos a Super Mario y Street Fighter.

Pero se consiguió, juegos de la talla como Alone in the Dark para PC o Resident Evil (aunque éstos no fueron los primeros, ya que en 1989 Nintendo puso la semilla de lo que sería a posteriori el survival horror con el juego SWEET HOME para N. E. S), se nos quedaron grabados a fuego en nuestra retina, eran juegos que combinaba terror, exploración y acción, pero Squaresoft (lo que es ahora Square Enix) no disponía de un juego de terror propio, por lo que decidieron hacerse con los derechos de la aclamada novela homónima de Hideaki Sena lanzada en 1995.

El videojuego, que fue lanzado para la primera PlayStation, sirve como secuela al libro (aparte se hizo una película y un manga basado en el videojuego y no en la novela). Fue producido por Hironobu Sakaguchi y dirigido por Takashi Tokita de Square. Durante el desarrollo del juego, Square decidió usar a la ciudad de Nueva York como escenario después de haber sido previamente considerada para ser usada en Final Fantasy VII y siendo al final desechada por Squaresoft

Para los que no sepáis de qué trata el videojuego os voy a relatar muy escuetamente la historia y los hechos que transcurren durante el juego sin soltar demasiados spoilers. 

El juego tiene lugar durante las fiestas de Navidad, concretamente entre el 24 y el 30 de diciembre de 1997. Aya Brea, una novata de la Policía de Nueva York de 25 años, está asistiendo a una presentación de ópera en el Carnegie Hall de Nueva York durante la noche de Nochebuena cuando repentinamente, en el momento en que la actriz principal comienza su actuación, casi todas las personas en el teatro estallan en llamas. Aya, el hombre que la acompañaba, y una actriz en escena son las únicas personas en el edificio entero que quedan ilesas. Aya se enfrenta a la actriz, Melissa Pearce, quien lucha contra ella con unos extraños poderes, y antes de desaparecer tras el escenario Pearce menciona enigmáticamente que las mitocondrias en las células de Aya necesitan más tiempo para desarrollarse.

Después de su encuentro con la actriz, Aya siente un cambio en su cuerpo: una extraña sensación de intenso calor junto con unos nuevos poderes. Aya explora entre bastidores buscando a Pearce y encuentra el diario de Melissa en un camerino. Descubre las ansias de la actriz para interpretar el papel principal de la obra y un recital en Central Park, y su adicción a cierta medicación especial, porque últimamente se estaba sintiendo enferma debido a que su temperatura corporal aumentaba sin razón.

En la última habitación de la parte trasera del teatro, Aya se encuentra con Pearce tocando el piano, que súbitamente muta en un especie de monstruo flotante. Pearce declara que ella ya no es más Melissa Pearce, sino “Eve”, un ser infernal con un solo objetivo: liberar a todas las mitocondrias existentes. Tras una extraña visión de Aya, Eve se escapa por el sistema de alcantarillado, pero Aya se enfrenta otra vez con ella después de derrotar a una gran variedad de criaturas mutantes, llamadas NMCs, o Criaturas Neo-Mitocondriales. Por el camino, Aya cree ver al fantasma de una niña que le es familiar. Eve dice que va a darle más tiempo a Aya para que evolucione y escapa mientras Aya lucha contra un enorme cocodrilo mutante. Todo esto se desarrolla en una multitud de escenarios llenos de suspense e imaginación.

Como podéis apreciar, el juego lo tenía todo para convertirse en un gran éxito de Square, pero aún siendo así, el juego no salió de Japón y de América del Norte, por lo que nunca lo tuvimos en versión PAL por estos lares. Gracias al tremendo éxito cosechado, Squaresoft decidió desarrollar una continuación, Parasite Eve II, también para PlayStation. Fue puesto a la venta en Japón el 16 de diciembre de 1999, y en América del Norte el 12 de enero de 2000. En esta ocasión, esta segunda entrega sí que llegó a Europa, traducido en todos los idiomas europeos, consagrándose de esta manera la que sería una de las mejores y más queridas sagas creadas por Sakaguchi. 

La serie estuvo congelada desde entonces, hasta que en el año 2008 se anunció Parasite Eve 3 para teléfonos móviles, pero debido a diversas críticas, su desarrollo se trasladó para la consola PlayStation Portable. Esta tercera parte fue titulada finalmente The 3rd Birthday debido a la no renovación de la licencia Parasite Eve, dado que los derechos de la marca pertenecían a Hideaki Sena. Apareció en Japón el 22 de diciembre de 2010, en América del Norte el 29 de marzo de 2011, y en Europa el 1 de abril de 2011. Desde entonces son muchas las especulaciones que se han hecho sobre la llegada próxima de un nuevo capítulo o del primero en forma de remake porque hay que recordar que este año a pocos días antes del pasado E3 2019, Square Enix renovaba la marca de Parasite Eve.

Aunque lo más probable es que pase un montón de tiempo hasta que veamos algo nuevo relacionado con la marca, desde Inajayaa no podemos dejar de recomendaros que si tenéis ocasión de jugar la trilogía lo hagáis y así comprenderéis lo que hizo tan especial a esta gran serie creada en su día por Squaresoft. No diré hasta nunca, pero sí un: “hasta que nos volvamos a ver, querida Aya Brea…”

Dejar respuesta