El mendigo aceptó viajar con los estudiantes hasta Vejer, y allí intentó localizar las cuevas donde se habían reunido los criptomusulmanes. En una de ellas, cuya entrada estaba cubierta por la maleza, señal de que no había sido visitada en mucho tiempo, existía una inscripción en árabe en un rincón que tal vez hacía funciones de mihrab o espacio donde el creyente dirige su oración a la Meca

(Murieron por vivir .El resurgimiento del Islam y el Sufismo en España)

Con ese texto hemos querido comenzar nuestra reseña sobre el que posiblemente sea uno de los libros más esperados sobre el tema de los moriscos en tierras andaluzas. Un libro que, a pesar de ser corto, refleja en abundancia la huella dejada por el pueblo morisco en una de las tierras de la península que más significado tuvo en tiempos de Al Ándalus.

José León Cano, un escritor que lleva a sus espaldas todo un peso a lo que escritura se refiere, regalándonos títulos como El vuelo de la serpiente, donde nos relata sus experiencias en el mundo maya y azteca así como diferentes poemarios, donde podemos encontrar La inteligencia azul de los delfines entre otros que demuestran la fuerza y el vigor que el escritor tiene en su pluma.   Ahora, gracias a su paso por el mundo de la arqueología, nos regala este fabuloso conjunto de historias acaecidas en un punto concreto de la Andalucía actual, un lugar mágico donde los halla y que León , en su nuevo trabajo Tras las huellas de Al Ándalus nos describe y nos transporta de una forma magistral.

Tras las huellas de Al Ándalus es un libro corto pero completísimo, siendo una de esas publicaciones donde la imaginación y la buena lectura a lomos de cómo el mismo autor denomina “mi Rocinante de metal” dan paso a lo que en su momento la Andalucía de por entonces bien pudo ser testigo muda.

Cubierta_Tras las huellas de Al Ándalus_14mm_210216.indd

En su nuevo trabajo, León nos muestra historias dispares donde las haya, podemos encontrar lugares mágicos como Teba y su castillo de La Estrella (Ronda), nos muestra el embrujo que existió en la localidad de Ardales, entre otros pero eso sí, siempre centrando sus relatos en Axarquia , en la provincia de Málaga,  donde nos relata historias tan apasionantes como la de el “Pernales” personaje de origen andaluz y acaecida en los alrededores de Albacete donde se relata la opresión que desde tiempos moriscos hasta bien entrado el siglo XX (durante el régimen franquista) el pueblo morisco y el posterior andaluz sufrió de manos del señorito de turno. Queremos destacar la impresionante a la vez que profunda opinión que el escritor enmarca dentro del Epílogo del libro, toda una reflexión dura pero muy necesaria dados los tiempos que corren.

[su_box title=”Más datos” style=”noise” box_color=”#3bad3c” radius=”5″] Publicación: 11/03/2016 Páginas: 240 Edición ilustrada Tamaño: 15,00 x 24,00 cm Encuadernación: rústica con solapas ISBN: 978-84-16392-77-3 IBIC: HBTB Colección: Al Ándalus PVP: 21,95 €[/su_box]

La edición

Editorial Almuzara, nos presenta esta completísima edición recogida en tapa blanda (donde podemos ver una magnífica recreación de un momento en la concurrida población de Ronda bañado con el esplendoroso sol rondeño) recogido en unas 236 apasionantes páginas donde podemos ver, eso sí, unas fotografías bien descarriadas a la vez que escasas. Al final del libro, se nos presenta una serie de testimonios y documentos de especial interés, documentos como Las capitulaciones entre Boabdil y los Reyes Católicos (1942), Tocino de infierno, Un Guernica sin Picasso o Los dueños y parias de Andalucía donde se hace un repaso a los títulos que existen en Andalucía desde tiempos inmemorables así como la brutal opresión que sofrió de manos de los mismos.

En definitiva. Estamos ante un fabuloso trabajo del escritor José León Elcano que la editorial Almuzara nos regala como solo ella sabe hacer puesto que son muchos los títulos de origen andaluz que obra en sus haberes ;libros que nos muestran la realidad de una tierra que sufrió un sinfín de abusos por parte de sus propios reinos y que solo la editorial Almuzara, sabe hacer.

Cuando rescatemos el nombre y el resto de los fusilados y enterrados como bestias, nos daremos cuenta de que debemos retroceder muchas generaciones y hacer lo mismo con los humillados protagonistas de estas páginas: pues muchos de ellos nos precedieron en la cultura y en la vida”

José León Cano

Dejar respuesta