El humor negro es un tipo de humor con el que se trata satirizar al extremo situaciones que desde otra perspectiva provocarían piedad, lástima o sentimientos parecidos. En la literatura, a menudo está presente este tipo de humor, Jonathan Swift (Los viajes de Guliver) está considerado el precursor del humor negro, con obras como Una modesta proposición o Reflexiones en torno a una escoba.

Una pluma blanca, un bloc de dibujo, el dedo amputado de un carnicero, un vibrador de considerables proporciones, patios de goma y el mejor vodka del mundo son elementos que aparentemente no tienen nada que ver entre sí pero que están a punto de cambiarle la vida a un peligroso sicario.

b304f207a4962e5b2cff9f31545fd8_54440159194_53389389549_600_396

A pesar de tener un nombre que hace gracia, Boris Karlov es un asesino implacable al servicio del capo de la mafia de Petrogrado (San Petersburgo). Está cansado de su empleo y planea darle el palo a su jefe. Pero no lo tendrá fácil, ya que sobre el planea la sombra de un justiciero enmascarado, el Dandy, un tipo dispuesto a desbaratar los planes de todos los criminales de la ciudad.

En el momento más inoportuno, Karlov conoce a la hija de un famoso pintor que no es lo que parece… y pasa lo que pasa cuando dos corazones solitarios se encuentran. O no. ¡O sí! ¡Yo qué sé! Esta novela es un lio. También hay terroristas anarquistas, abuelos potencialmente peligrosos, escoceses cobardes, jefes cabrones, un puente y sicarios simplones. Y muchas cosas más. Pero sin duda lo mejor es el vodka.

Sergi-ÁlvarezWEB

De esta forma se nos presenta Nunca digas vodka, nunca jamás, del autor de novelas gráficas Sergi Álvarez. Editorial Orciny Press nos da la oportunidad de 420 páginas de sensaciones y vivencias, con una portada de Pol Abran de Branca Studio que de manera simple pero efectiva ya avisa al lector de que lo que está a punto de leer, no es nada convencional.

La historia tiene como motor algo insólito, un vodka que no deja resaca, el Beluga Goldest Original, gracias a esta bebida Boris Karlov decide dar el golpe contra su jefe. También conoce a una chica con la que quiere comenzar una nueva vida pero deberá convencer al padre de la chica, maestro del kimbo, un arte marcial mortal. Y por si no fuera poco, dos justicieros y la policía están detrás del jefe de Karlov.

Adaptando el ritmo a cada subtrama de la historia, el autor nos permite disfrutar de una gran variedad de temas, algunos como la economía o el amor. Por supuesto como estamos hablando de vodka no faltan temas como el marxismo o el capitalismo. La influencia de la filosofía está presente a lo largo de la obra, creando un universo paralelo para hablar de nuestra realidad, haciéndolo de manera dinámica, cómica y sarcástica para no aburrir al espectador, pero sin perder el toque serio para no convertir su obra en un libro de chistes.

VodkaWeb

El titulo está lleno de personajes muy interesantes, creados con cuidado y muy característicos. Con unos diálogos muy ricos y humildes, los personajes se sienten reales porque hablan sin pretensiones, el lector cierra los ojos y puede imaginárselos sin problemas.

Sin duda esta obra lleva consigo un trabajo descomunal, dándole una vuelta de tuerca el género negro, creando una obra divertida, diferente y realmente interesante. Nunca digas vodka, nunca jamás, te embriagara de literatura, dejándote con ganas de más.

Compartir
Artículo anteriorAnijayaa: Claymore
Artículo siguienteReseña: Destino Sadabad

Dejar respuesta