Considérese la evolución que el género cuento ha sufrido: en sus comienzos servía para narrar ficciones moralizadoras; en el renacimiento equivale a narración de hechos curiosos, explicación de refranes, relación de anécdotas o chistes. En el siglo XIX-y tras los excesos románticos- pasa a reflejar figuras y hechos cotidianos, humanísimos. Precisamente esa sencillez argumental, ese carácter de narración de sucedidos, nos sirvieron para explicar que algunos escritores evitasen la palabra cuento por creerla apropiada solamente para relatos fantásticos y fabulosos, y no para los de trama sencilla que ellos comenzaban a cultivar”

Baquero Goyanes

(Escritor del siglo XX)

Editorial Espuela de Plata nos trae el excelente trabajo de Ángel Manuel Rodríguez Castillo presentado en 2015 que recoge toda una obra casi completa del famoso escritor del romanticismo español José Nogales Nogales, que a caballo entre el siglo XIX y el siglo XX el escritor Onubense (Valverde del Camino 1860-1908) sorprendió a una España que con el tiempo bien supo situarlo dentro de la generación del 98.

Hablamos de uno de los escritores que bien supo ofrecer al lector de su tiempo un inmenso catálogo de historias que incluso llegaron a hacerse eco dentro de la prensa del momento, sus cuentos llegaron a ser incluidos en semanales tan prestigiosos de la época como fueron Blanco y Negro y El Liberal que hacían las delicias de la actualidad del entonces.

En este trabajo que nos trae Editorial Espuela de Plata, Ángel Manuel Rodríguez Castillo nos presenta todo un repertorio compuesto por 4 apartados que a su vez, están compuestos de sus respectivos cuentos:

I-Del siglo de oro y picarescos

II- Leyendas y supersticiones

III-Naturalistas y moralistas

IV-Otros temas

Además, el escritor nos presenta un último apartado como nexo al que titula Conclusiones donde nos da un punto y final a esta magnífica recopilación de textos de José Nogales Nogales donde podemos leer Añoranzas,  del propio Nogales que hará las delicias del lector hasta el final.

Dentro de cada apartado, esta edición nos muestra una serie de cuentos, leyendas o incluso crónicas de actualidad del momento si nos apresuramos, donde podemos leer:

I-Del siglo de oro y picarescos

Ángel Manuel Rodríguez Castillo comienza este apartado con el cuento de La gran llanura donde el escritor nos habla de la Santa Inquisición incluyendo brujas ,pócimas, espíritus, siguiendo con Las narices del Alférez narrando la historia de un militar en pleno Madrid y que es pasado por el alto tribunal de la Santa Inquisición, El rey de los moriscos que narra las peripecias entre un militar cristiano y otro morisco, La zarabanda, que narra las aventuras de un clérigo, De cómo acabó sus días Rocinante que nos narra el lado no visto de la vida de este famoso corcel, siguiendo con De qué y cómo murió el asno de Sancho Panza ,Los grandes locos, Sine Lab, Alma Helena.

II- Leyendas y supersticiones

En este apartado, Castillo nos presenta historias de Nogales como La danza de las llamas, La hierba Santa, La Julianita, El Cristo de la plaza, La Zulema, El puente de las ánimas, El tesoro de los espíritus, Carne a los perros, La fiebre, Las flores que besan, Sueños y decires (dividido en tres textos: La oración del sapo, Los ojos del gato y La cruz del pan), El oro y el moro, El ritual de la mimbre, El alma de las cosas (dividido a su vez en tres textos: La leyenda de la sal, El poema de la Jara y Los pájaros que hablan) y El sendero de la muerte, encontrando en todos ellos temas tan interesantes como brujas, religión, picaresca, fábulas, leyendas, duendes, fantasmas e incluso todo un acento a la antropología.

III-Naturalistas y moralistas

En este apartado, Castillo nos presenta cuentos tan emocionantes como Noche Buena, Las tres cosas del tío Juan, La corza, El tinto y el blanco, La venta del cerdo, En el pozo, El collar de tres hilos, Caín, Por San Martín (Coloquio de los cerdos) y El blasón de los Zotes donde el escritor Nogales nos sorprende dedicándole palabras a temas tan diversos por entonces como la religión cristiana, amor, fábula, un cuento extremeño, costumbres de la tierra andaluza, el mundo de la minería, misterio así como el asesinato.

IV-Otros temas

En este apartado, Castillo nos presenta cuentos de Nogales como Los calzones de Young-Kin (donde nos describe una historia sobre el mundo Tártaro) La poseída (donde nos habla sobre el mundo de lo paranormal a su estilo), Episodios Nacionales (donde nos ofrece un Episodio Nacional ocurrido en Andévalo o Campo de Andévalo en la provincia de Huelva), Embriaguez y escándalo (donde nos muestra toda una fábula) y Charla de aldea (donde recoge un diálogo).

cuentos escogidos

Debemos  mencionar que este escritor, de origen onubense, que falleció joven y ciego, utilizaba la forma de escribir de entonces en modo de cuento-leyenda para referirse a la actualidad que por entonces ocurría en la España de los siglos XIX y XX.

La edición

Editorial Espuela de Plata nos sorprende en 2015 con todo un emblemático trabajo que, por su grandioso contenido bien merece una buena edición, algo de lo que la Editorial se a encargado de llevar a cabo.

La presente edición de Tapa blanda  contiene una portada donde podemos ver una obra a todo color del prestigioso pintor gibraltareño del siglo XX Gustavo Bacarisas acompañada de una contraportada en la que podemos ver una vieja fotografía del escritor José Nogales Nogales acompañado de su respectiva biografía.

En su interior, a sus más de 300 páginas les acompaña una breve biografía del autor de esta edición, Ángel Manuel Rodríguez Castillo quien escribe el prólogo de la misma así como de una caricatura en blanco y negro del autor de los textos, Nogales, realizada por Sancha en el Madrid de 1900.

En definitiva, todo un clásico del mundo de los cuentos-leyendas de entonces, forma que, no estuvo muy bien mirada por el público de entonces y que con el tiempo llegó a perderse igual que los escritos de José Nogales y que Ediciones Espuela de Plata nos trae con esta asombrosa y casi completa edición. Todo un lujo para el amante del cuento de los siglos XIX-XX.

Dejar respuesta