Una de las sorpresas de la temporada en el mundo editorial es Cuando El Diablo Salió Del Baño de Sophie Divry, una novela francesa sobre el día a día de las personas que no tienen trabajo, y como la sociedad que les envuelve los ahogan cada vez más.

Editado en nuestro país por Malpaso Ediciones y con una traducción de María Enguix, Cuando El Diablo Salió Del Baño es una novela sátira, con toques de humor, realista y sobre todo, es la vivencia de millones de personas en todo el mundo.
La protagonista de esta novela (cualquier parecido con la autora es pura coincidencia) malvive en París con una ayuda para desempleados de larga duración. El alquiler de su minúsculo apartamento le deja apenas cien euros libres al mes.

En cierto modo es una víctima de sus propias ilusiones porque ha dejado un empleo más o menos razonable para dedicarse plenamente a los azares de la literatura: ahora debe compaginar esas quimeras con los imperativos de la supervivencia diaria. Su vida, como la de tantos otros, se abisma poco a poco en un infierno que la indómita narradora nos relata con humor quirúrgico y ojo clínico para lo grotesco: a ratas roza el sarcasmo, pero nunca excluye la ternura. Esa mujer que no pacta con el diablo, que no se rinde frente a la adversidad, que no renuncia a los sueños, es la más lúcida observadora de su entorno y de sí misma.

diablo-salio-bano

La gracia de la historia, que en algunas ocasiones se nos hace tediosa, es que, al menos la protagonista cobra una pequeña ayuda para poder vivir, pero hay muchas personas que ni siquiera llegan a cobrar algo. Tiene suerte.

Con una prosa maravillosa, Sophie Divry logra meternos de lleno en la historia, que en algunas ocasiones es desgarradora y sobre todo realista, ya que la protagonista, puede ser cualquiera de las personas que actualmente se encuentra en paro y, eso que no tiene hijos, si no la cosa se complicaría de sobrada manera.

Dibry

Curiosamente, el tema del desempleo lo vemos reflejado día tras día en los medios de comunicación como la televisión, el cine, Internet o los periódicos. Producciones cinematográficas como Techo Y Comida, un drama desgarrador, son un fiel reflejo de la sociedad actual. Cuando El Diablo Salió Del Baño  tiene toques de humor, pero no deja de ser fiel a su mensaje: denunciar un mundo desequilibrado.

Contando con una exquisita edición de tapa dura, sus más de 200 páginas, de una calidad de impresión más que aceptable, hacen de Cuando El Diablo Salió Del Baño un libro precioso de ver, ya que se ha cuidado bastante la portada, usando colores rojos y blancos. El libro incluye una copia digital.

diablo-salio-bano-portada

Bautizado como la novela de la generación del paro, Cuando El Diablo Salió Del Baño ha vendido más de 250.000 copias en Francia, ya que suponemos, muchas personas se sienten identificados con el mismo. Ya se encuentra en todas las librerías de nuestro país.

2 Comentarios

Dejar respuesta