Hace 500 años, El Bosco trabajaba en su enigmática obra, hecha a partes iguales de alucinación y espanto. A lo largo de los siglos, no pocos se han preguntado por el misterioso que impulso que guiaba la mano del maestro. ¿Qué visiones, que ensueños, que conocimiento secreto le sirvieron de inspiración?

Con esta pequeña trama como entrada a la conspiración en la historia, el escritor y divulgador Iker Jiménez nos introduce, gracias a su primera novela, dentro del mundo íntimo y enigmático de uno de los pintores que mas revuelo han formado en la antigüedad: Hyeronimus van Acken ,más conocido como El Bosco. De origen Holandés y que con su gran repertorio de obras pictóricas, sus obras enriquecieron un mundo tan sumido por entonces en la degradación a la vez que en el espanto que bien se encargaron de reflejar en sus cuadros artistas de la talla de El Bosco.

A través de las 450 páginas que componen esta novela y recogido en 44 capítulos, el escritor nos relata todo un mundo de sucesos que, de la mano de un periodista al que acompañan personajes de lo más pintorescos y vivido en primera persona, se verá envuelto en enigmas y puzzles, a la vez que será incriminado en diversos acontecimientos que, por desgracia salpicarán a nuestro principal protagonista dado al grado de implicación que el mismo irá asumiendo a lo largo de la novela.

Toda una novela  donde no faltan los momentos de “de ja vu” que el propio escritor nos relata de forma increíble a la vez que magistral, momentos que nos trasladan a supuestos capítulos de la historia donde bien pudieron ser llevados a cabo las hazañas del propio Bosco; donde este gran genio de la pintura bien pudo concebir grandes obras como El Jardín de las delicias que tanto entusiasmo a la vez que obsesión levantó en el propio monarca Felipe II, rey que llegó a atesorar grandes obras del maestro y con las cuales llegó a rodearse en su lecho de muerte.

Camposanto

Con este trabajo, Iker Jimenez quiere trasladarnos a diversos acontecimientos de la historia de nuestro país, momentos como el reinado del monarca antes mencionado Felipe II, el manto negro que rodeó su muerte, las visiones que éste tenía debido a lo que las pinturas que llegó a reunir de El Bosco le transmitían, la cantidad de expediciones que llegó a ordenar en busca de lienzos del maestro pintor, y como no, el reguero de sangre que dichas acciones dejaron a su paso.

En definitiva, estamos ante una novela histórica que marcará un antes y un después dentro del mundo del misterio comercial. Una novela con la que el genial divulgador intenta hacerse un hueco dentro del mundo de la narración histórica, echando mano de lo que mejor sabe hacer, retratarnos el misterio como lo que es, un mundo mágico a la vez que oscuro. Libro bastante recomendado.

Dejar respuesta