Hay palabras que curan el alma. El doctor salvadoreño José Zanoni Yada nos da la oportunidad  de disfrutar de Bisturí con alma de poeta. Un libro que se divide en dos partes, durante la primera nos cuenta algunas de las vivencias que más le marcaron a lo largo de su trayectoria como médico, la segunda por otro lado hace una recopilación de algunos de sus poemas.

Con un estilo intimista el salvadoreño nos abre las puertas de su corazón y mediante una serie de reflexiones nos transmite un mensaje claro, para conseguir ser felices en nuestras vidas debemos cuidar cuatro cosas: Dios, familia, descanso y trabajo. Idea en la que insiste a lo largo de los diferentes capítulos.

El recorrido es como una montaña rusa, algunas de estas reflexiones son maravillosas, con un estilo muy original, muy personales a la hora de retratar a los protagonistas y preciso para transmitir sentimientos y sensaciones. Por otro lado hay reflexiones que resultan tediosas, insistentes en la idea de Dios, y que transmite unas ideas de un carácter quizás demasiado conservador para algunos lectores.

La presencia de Dios está a lo largo de la obra. Zanoni a pesar de ser médico, relata algunos casos médicos que se recuperaron de sus dolencias contra todo pronóstico, atribuyéndole esta recuperación a una fuerza superior, divina. Idea que choca con su rechazo hacia la violencia que según el autor depende totalmente del hombre. Esta mezcla de religión y ciencia puede llegar a confundir al lector, o provocar el rechazo de personas con otras ideologías.

width="480"

Sin embargo, algunas de las reflexiones son magnificas, con un estilo muy cuidado, transmitiendo ideas como la importancia de la familia, la salud o la lucha del individuo contra la sociedad, envenenada por malas prácticas de la actualidad. Todo ello sabe crear una atmósfera atrapante para el lector, que no deja indiferente a nadie.

Por otro lado la segunda parte del título recoge poemas del salvadoreño, dedicados a todo aquel que sienta un mínimo de poesía en su interior.

Aquí es donde se dan rienda suelta a los sentimientos del autor, gritos por la libertad, la nostalgia por los seres queridos, el amor, la tristeza. Todos estos sentimientos y muchos más toman forma gracias a la lírica medida del autor, que vigila el ritmo, tiempo y forma de sus poemas para transmitir la sensación deseada a la vez que desahoga su corazón.

Bisturí con alma de poeta no es un título para todo el mundo, pero si buscas una historia humilde, tierna y humana, sin duda alguna el libro del salvadoreño es uno a tener en cuenta.

Dejar respuesta