Hablamos sobre el film de Mamoru Hosoda, director de la soberbia Wolf Children.

Los estrenos en cine de producciones de animación japonesa están en auge. Gracias a distribuidoras como Selecta Visión o Aurum, entre otras, podemos disfrutar de películas como Mirai, Mi Hermana Pequeña, una producción de Studio Chizu dirigida por el afamado director Mamoru Hosoda, famoso por Los Niños Lobo o La Chica Que Saltaba a Través del tiempo (el cómic de esta última es de reciente lanzamiento por parte de Planeta Cómic), ambas superiores a Mirai, Mi Hermana Pequeña.


Aunque la critica ha sido muy afable con el film, estando incluso nominada a los premios Oscars a mejor película de animación, Mirai, Mi Hermana Pequeña no es un film que, por su argumento, simple pero eficaz, guste a todo el mundo. No nos engañemos, Mirai, Mi Hermana Pequeña es una película con una animación soberbia, divertida y con momentos interesantes, jugando con el futuro como arma de doble filo.

Kun, un niño mimado y consentido de cuatro años al que sus padres dejan de prestar atención cuando nace su hermana Mirai, empieza a sufrir situaciones en casa que nunca había vivido. Pero entonces, la versión adolescente de su hermana viaja en el tiempo desde el futuro para vivir junto a Kun una aventura extraordinaria más allá de lo imaginable.

null

Lo saltos en el tiempo son un tema preferido de Mamoru, como ya hemos podido comprobar en producciones como La Chica Que Saltaba en el Tiempo, mucho más interesante, por lo menos a nivel argumental, que Mirai ( Futuro en Japonés).

No es difícil cogerle cariño a los diferentes personajes que protagonizan la película, la cual tiene una duración de unos 100 minutos que se hacen un poco tediosos, ya que sorprenderá a los pequeños de la casa, los confundirá a la vez y aburrirá un poco a los mayores. El film es familiar y está creado con gran cariño.

El tema que trata el film, la llegada de un nuevo miembro de la familia, está perfectamente reflejado en la historia, poniendo en situación al espectador que se puede ver referenciado en ciertas partes de la historia. No a todo el mundo le gusta los niños pequeños, pero Kun se deja querer. A todo esto le sumamos un doblaje soberbio en su versión española.

El crecimiento familiar y la madurez de sus protagonistas hacen hincapié a una historia muy bonita, que no dejará indiferente a los amantes de la animación japonesa, pero que quizás no se convierta en su film favorito.

En españa, a su vez, disponemos de la novela oficial editada por Planeta Cómic, la cual, pese a algunas diferencias, nos cuenta un poco más en profundidad varios aspectos de la vida de los protagonistas. No es un libro de referencia, pero los seguidores de Mirai lo agradecerán. Recomendado para todos los públicos, como el film.

A igual que la película, la novela es entretenida, simplona en muchos aspectos, pero llena de detalles. Un libro que se lee solo, corto e ideal para leer a los más pequeños. Un complemento ideal al film, que contará con una edición limitada distribuida por A Contracorriente Films, con doble Blu Ray y Cd con la soberbia banda sonora. Aún no tiene fecha de lanzamiento

Dejar respuesta