En 2015 Supermassive Games demostró lo que podía aportar al mundo de la narrativa y el miedo en el mundo de los videojuegos y, gracias a esa jugada bien coordinada nos trajo el año pasado Man of Medan, primer título de The Dark Pictures Anthology dejando así un buen sabor de boca. Ahora nos traen el segundo capítulo titulado Little Hope

La aventura comienza con un viaje de estudios. Un profesor y cuatro estudiantes viajan en autobús y un policía les avisa que la ruta está cortada por un accidente y les informa que deben desviarse hacia el este por Little Hope.

Sin entrar en más detalles el autobús vuelca, entonces la historia nos lleva a 1970 en uno de los mejores prólogos que he jugado en esta generación. Cuando te pones a jugar, es un juego difícil de soltar, quiero decir que no puedes dejar de jugar hasta terminarlo. Es cierto que una vez pasado el prólogo el juego tarda en arrancar. Hay sobre una hora que se hace un poco lento mientras ponen en situación a cada personaje, pero una vez hecho esto, empieza a acelerar y no puedes dejar de jugar por lo bien estructurada que está el juego. Esto mismo nos paso en su anterior entrega Man Of Medan.

El apartado técnico es absolutamente brillante, incluso superior al de Man of Medan. Los personajes son expresivos, los gestos están bien logrados y hasta los ojos se ven realistas, aunque hay veces que parecen personajes animatrónicos y le llegan a quitar cierta credibilidad.

El excelente trabajo de los actores hace que te metas aún más en la trama para hacernos sentir parte de la aventura. Se nota que se ha puesto más énfasis y eso ha dado sus frutos.

Como en el juego anterior cada decisión conlleva una consecuencia, puede ser inmediata o afectar la relación de los personajes a largo plazo. La supervivencia de los protagonistas no dependerá únicamente de nuestro éxito en los Quick Time Events (que en esta ocasión están mejor resueltos), sino de las características que hayan desbloqueado a través de la interacción con sus pares, por eso es vital que siempre tomemos decisiones a conciencia. Un gran acierto que hace que repitamos la historia.

A lo largo de aproximadamente cinco o seis horas que dura la aventura, conoceremos muy bien a los cinco personajes. También nos presentarán al resto del reparto que es igualmente interesante, en especial los protagonistas de la línea argumental de 1642, que sucede durante el apogeo de la cacería de brujas.

Los QTE suelen funcionar bien, pero a veces hay cierta imprecisión a la hora de ejecutarlos. En algunas ocasiones, el juego nos pedirá que presionemos un botón sin previo aviso. No suelen tener graves consecuencias, pero debemos estar muy atentos. Se basan en seguir el ritmo de los latidos del corazón del personaje, que tendremos que pulsar correctamente si no queremos pasarlo mal con las consecuencias. 

El multijugador vuelve a estar presente, ya sea en cooperativo local como online, y añade un aliciente al factor de rejugabilidad. El Conservador vuelve para seguir con sus lecciones de moralidad, con pequeñas intervenciones que suman la dosis justa de misterio al argumento y alimentan la interrogante principal.

La música acompaña perfectamente cada situación, elevándose a medida que crece la tensión y llegando al clímax en medio de un escenario. El doblaje como nos tiene acostumbrados Bandai Namco es sensacional, pero tiene un par de fallos que hacen sacarte un poco de la historia. Hay momentos de desincronización labial o estamos escuchando diálogos en español y de repente se cortan y se escuchan en inglés. Es de suponer que estos fallos se arreglen con un parche en poco tiempo.

Tendremos diferentes extras a desbloquear. Hay entrevistas con el equipo de desarrollo y los actores, un mini documental sobre el diseño de los monstruos y hasta un libro con arte conceptual. También vamos a desbloquear “El Corte del Conservador”, que viene gratis con la preventa y nos permite rejugar la historia desde el punto de vista de los otros personajes. De hecho te recomiendo volver a experimentar la historia en este modo una vez que hayan presenciado el desenlace para que vean el nivel de detalle que Supermassive Games puso en los diálogos.

Little Hope es la entrega que termina de establecer a The Dark Pictures Anthology como el mayor referente de historias de terror de corte interactivo. Las referencias grandes del género, en especial a Silent Hill y The Witch son claras y hace que la tecnología de ahora te haga estar en tensión en cada momento. Ya sea jugando sólo o con amigos, Little Hope es un juego que debes probar si te gusta tanto los juegos y el cine de terror, es más, recomiendo jugarlo con cascos si deseas sacarle todo el potencial del juego. Ahora solo nos queda esperar al siguiente capítulo para seguir disfrutando de esta Antología que ha sido anunciado para finales del 2021 y se incluye al final del juego con un pequeño tráiler.

Compartir
Artículo anteriorMONSTRUM
Artículo siguienteSolo Son Dejá Vus A La Carta

Dejar respuesta