La poco conocida novela gráfica Crónica de una cacería de troles se gestó durante uno de los viajes de M. R. James, W. J. Stone, y James McBryde –íntimo amigo de M. R. James, e ilustrador de sus primeros cuentos de fantasmas– y recrea en clave fantástica sus andanzas por tierras escandinavas, plagadas desde antaño de mitos y criaturas legendarias. La obra aúna la capacidad de fabulación de James y el arte y fino sentido del humor de McBryde.

El libro, hasta ahora inédito en español, se ha convertido en objeto de deseo de los coleccionistas de obras de James de todo el mundo, ya que existen sólo dos ediciones de cien y doscientos ejemplares respectivamente. La primera, de 1904, sirvió de homenaje de M. R. James a su amigo James McBryde tras su prematura muerte. La segunda edición, a cargo de la Ghost Story Press, vio la luz noventa años después.

hermida

«Los tres viajeros que aparecen en estas ilustraciones pueden tomarse como representaciones de nosotros tres; sin embargo –uno se permite al menos esa esperanza–, no con precisión fotográfica. La idea de la cacería de troles fue quizá sugerida por mí; mas fue acogida con general entusiasmo, pues todos nos habíamos sentido siempre atraídos por el folclore de Jutlandia, que puebla sus vastos y solitarios brezales con muchos seres extraños. El desarrollo de esta idea se debe enteramente a McBryde, y ofrece como característica una muestra de su particularísimo sentido del humor, tanto en los dibujos como en el texto, tal y como ahora es posible apreciar».

Nota de prensa integra

Dejar respuesta