Si hay un pintor japonés conocido mundialmente, ése es Katsushika Hokusai, maestro del ukiyo-e, el grabado japonés tradicional que a finales del siglo XIX y principios del XX llegó a Europa gracias al descubrimiento de los impresionistas y causó sensación en los círculos artísticos. Y no es para menos.

De este genio de la pintura, el gran maestro del manga Shotaro Ishinomori decidió contarnos su biografía en Hokusai, que ahora Panini Cómics ha re-editado en un solo y voluminoso tomo. Para los que no lo conozcan, Ishinomori, que también firmó como Ishimori, es un autor clásico de manga, que tuvo como mentor a Osamu Tezuka y a quien haría de asistente en su obra Astro Boy. Ishinomori se formó, pues, en el estilo del ‘Dios del manga’, cosa que podemos ver claramente en su manera de dibujar, aunque quizá Ishinomori tiene menos tendencia a la caricatura que Tezuka. Cada con su estilo aporta bastante.


Hay en estas casi seiscientas páginas de obra momentos emotivos, como el rechazo del protagonista a un padre ausente, y ocasiones para homenajear toda la trayectoria de Hokusai reproduciendo sus ilustraciones, desde las famosas vistas del Fujiyama, pasando por su época tenebrosa, o su cuadro más recordado: la gran ola frente a Kanagawa, que da portada a la obra. Impresionante.

También hay que decir que la calidad de algunos episodios varía; tengo la sensación de que algunos de ellos, o fueron completados con más prisa que diligencia, o que fueron realizados por algún asistente del maestro, porque el trazo es significativamente diferente al resto de capítulos y no veo que tenga una explicación narrativa. Pero en general, nos encontramos con una obra de estándares altos. Esto es un pequeño altibajo que no repercute a la hora de su lectura.

Panini Cómics lo ha editado en un total de 592 páginas en blanco y negro, con un tamaño de 15X21 en un único tomo en tapa dura con sobrecubiertas, a un precio 22 euros pero si lo compras ahora desde la página de Panini Cómics, se os queda en 20.90euros. Muy recomendable, sobre todo a los aficionados al manga adulto o a la cultura asiática en general.


Dejar respuesta