La obra:

En Febrero del 2016 publiqué un libro de experiencias sobrenaturales llamado Alma. La historia giraba en torno a parafonías, fantasmas y médiums, ese tipo de cosas. Cuando tocó promocionar en las redes sociales, se me ocurrió hacer un dibujo simple con dos fantasmas ruborizados diciendo que el autor lo contaba todo en su último libro, y que les resultaba casi pornográfico. Fin del chiste, y fin del dibujo.

Como chiste en sí era más que pobre, pero aún así tuvo una cálida acogida. Algo en los fantasmitas, el trazo, o el blanco y negro, logró ser receptor del cariño del público. Leías los comentarios y veías sonrisas, corazones, y un buen rollo que podía respirarse a muchos bytes de distancia. Y eso fue todo. Al día siguiente, sin embargo, me animé a hacer una tira completa con cuatro paneles, siguiendo la estructura tradicional de las tiras que tanto amaba y amo: Mafalda, Peanuts, Garfield, Spy vs Spy, etcétera. La respuesta fue la misma: Hubo risas, sonrisas, cariño, y sobre todo… ganas de más. Las ganas lo son todo, son contagiosas, y cuando lo riegas con cariño, obtienes un estimulante creativo de consideración.

Hice otra, y disfruté mucho haciéndola. Era relajante, un magnífico final de día. La editorial: Carlos Sisí se ha destacado como uno de los autores más sobresalientes del panorama literario de género actual. Esto que, dicho todo junto, queda como muy rimbombante quiere decir que es uno de los autores más leídos y seguidos en nuestro país. Con Historias con alma Sisí da un paso más en la creación y se convierte en el hacedor de un mundo nuevo, divertido, lleno de dulzura e inteligencia que canaliza a través de dos fantasmas que harán las delicias de cualquier buen lector. Mike y Brian son, digámoslo así, los nuevos star system de más allá de la vida. Bienvenido a esta gratificante aventura.

El autor:

Con más de 50.000 ejemplares vendidos, Carlos Sisí (1970) es más conocido por su saga “Los Caminantes”, pero también es autor de novelas como “Alma”, “La Hora del Mar” y “Panteón”, que le mereció el Premio Internacional de Fantasía y Ciencia Ficción Minotauro en su edición de 2013. Carlos se define como un hombre sencillo que pasa la mayor parte de su tiempo en casa con su mujer y sus tres hijos, pero lo cierto es que su inquietud artística hace que nunca nadie pueda saber, a ciencia cierta, con qué proyecto sorprenderá a sus seguidores; a menudo irrumpe en las redes sociales con cientos de fotos de juguetes, filosofías varias, chistes, mini-relatos de durísima realidad, y un buen montón de otras cosas.

Nota de prensa integra

Dejar respuesta