Después de casi cinco años de espera, por fin tenemos en nuestras manos God Of War, la nueva entrega de la afamada saga de videojuegos que comenzó hace más de una década para PlayStation 2 y que por fin está disponible para PlayStation 4.

Un cambio estético, pasando por un salto de lo lineal a lo abierto, hacen de este nuevo God Of War uno de los máximos exponentes de la consola, todo un juego redondo de larga duración donde viviremos una intensa aventura junto a Kratos y su hijo Atreus.

Dirigido por Cory Barlog (God Of War 2) junto al amplio plantel de Santa Monica Studios y financiado por la misma Sony, God Of War cambia su modo de juego lineal por uno más abierto, tanto en la historia principal como en sus misiones secundarias, que son muchas.

En esta ocasión, el juego bebe de la mitología Nórdica, donde veremos un gran plantel de dioses (ya sean representaciones en historias o enormes estatuas) y unos escenarios perfectamente recreados, donde la calidad gráfica del juego te dejará con la boca abierta en todo momento. Si ya disfrutaste de los gráficos de Horizon Zero Dawn (otra obra maestra dentro del catálogo de Sony), God Of War te dejará sin aliento.

Después de elegir la dificultad del juego (cuenta con cinco) se nos pondrá un poco al día de lo que está sucediendo. No queremos desvelar nada de la trama, pero ya os adelantamos que es profunda, triste y llena de grandes giros en la misma.

Después de la introducción, conoceremos un poco sobre la relación que tiene Kratos y su hijo, el cual se atreve con todo pero a la vez, le da miedo hacerlo. En todo momento tiene a su madre presente, la cual le ha mostrado muchas historias del mundo que le rodea.

Aunque Kratos se ve un poco distante con el chico, la relación se va mejorando a medida que vamos avanzando en el juego, especialmente a la hora de enfrentarnos contra los enemigos o resolver los puzzles del juego. Ya os adelantamos que la historia, según hemos podido leer, se ampliará en futuras entregas (si, queremos más God Of War).

Y es en la propia mitología Nórdica donde Santa Monica ha elaborado una historia muy interesante, quizás tomada con mucha libertad, ya que mezcla mitología original con alguna que otra inventada. El resultado son unos personajes y una historia maravillosos.

Kratos, como siempre, maneja su fuerza bruta. En esta ocasión su arma principal es un hacha que vuelve sola a sus manos (previa pulsación del botón triangulo) lo que ayuda a acabar con los enemigos con mayor facilidad y resolver los puzzles de manera mas rápida. Por supuesto, se ha incluido la opción de mejorar la misma, mediante utensilios que encontremos en el camino o subiendo de nivel a Kratos.

Su hijo es más del ataque a distancia, usando en todo momento su arco para atacar a los enemigos. Todo esto lo manejaremos nosotros mismos pulsando el botón cuadrado, ya que hay enemigos que necesitan ser aturdidos con las flechas para nosotros, mediante Kratos, poder atacar.

En todo momento tenemos que estar mejorando nuestras habilidades y armas, ya que los enemigos se van complicando a medida que avanzamos por el mundo de God Of War, que es bastante grande.

Explorar todo y recoger monedas de plata por el camino nos ayudarán a implementar mejoras a nuestras armas, ya sean tipo runas o empuñaduras, que mejoran sustancialmente el uso del arma.

La variedad de armaduras que podemos comprar a lo largo del juego es muy amplia, ayudando en todo momento a conseguir el cien por cien de un juego que tiene una duración bastante considerable. El menú de mejoras del personaje es un poco lioso. Eso si, creemos que falta un poco más de variedad en enemigos finales.

Muchas son las misiones secundarias y secretos que tenemos a nuestra disposición a lo largo del juego. Nosotros desde aquí recomendamos explorarlo todo, ya que aparte de la enorme satisfacción que da, el juego ofrece mucha diversión.

Como bien hemos comentado al comienzo de este análisis, God Of War cuenta con una calidad gráfica descomunal. Ya sea jugando en una Ps4 normal o Pro a 4k, el juego luce de manera espectacular, sin apenas tiempos de carga (algún parón en alguna escena). Sin duda de lo mejorcito gráficamente hablando.

El apartado sonoro del juego es una obra maestra. Los efectos de sonido son magistrales y os recordamos que el juego nos llega doblado al castellano. En esta ocasión, la banda sonora es más pausada, aunque llena de coros épicos que acompañan a momentos claves. Sublime.

Poco más podemos añadir a este análisis. God Of War ofrece una experiencia única, una duración considerable y una historia y personajes muy profundos y bien elaborados. Si lo tuyo es la exploración y la acción, sin duda God Of War es tu juego. Y si no, también. Este juego debe de ser jugado por todo el mundo, mayor de edad, claro está. Ya se encuentra disponible en versión física y digital, con ediciones deluxe en ambas versiones.

|título        = GOD OF WAR
|género        = ACCIÓN
|origen        = ESTADOS UNIDOS
|distribuidor  = SONY
|online        = NO
|idioma        = CASTELLANO
|sistema       = PS4-PS4 PRO
|jugadores     = 1
|edades        = 18

Dejar respuesta