Puzzles, música y humor negro.

Apuesto a que, si pensamos en la parca o en la muerte, a todos se nos vienen imágenes de lo más tétricas y oscuras. Pues bien, el nuevo lanzamiento del estudio danés Kong Orange, nos presenta una versión totalmente distinta.

Félix, el protagonista de esta aventura, es nada menos que una de las parcas que trabaja para el ministerio de la muerte, aunque su verdadero interés esté lejos de su trabajo ya que nuestro simpático protagonista está enamorado de Betty, una funcionaria del ministerio de la vida.

 Este personaje, tan siniestro como simpático, nos cautiva enseguida gracias a su simpática personalidad, su rechoncha apariencia y su inseparable Walkman

La mecánica del juego es sencilla, consiste en resolver distintos puzzles en los cuales tendrás que mover los elementos que hay en los mismos para poder seguir avanzando. Pese a que la premisa parezca sencilla, nos daremos cuenta a medida que avanzamos por lo niveles, que la dificultad aumenta. A esto debemos añadirle que hay ciertos elementos que nos dificultan el avance y tendremos que pensar bastante antes de dar el siguiente paso.

Cada puzzle se desarrolla en un escenario distinto, el cual forma parte de una trama donde el objetivo final es asegurar que se produzca una muerte, de esta manera, tendremos que superar una serie de escenarios para poder cumplir con nuestro contrato. Cada nivel del juego cuenta además con una versión alternativa donde la dificultad y la complejidad del escenario y los elementos es mayor.

Una de las peculiaridades es que a Félix no puede tocarle la luz, por lo tanto, deberemos ir moviéndonos entre las sombras, pudiendo mover los objetos y apilarlos para que de esta manera nos puedan cubrir. También es posible jugar con la posición del sol, pudiendo cambiar su dirección en dos sentidos distintos.

Felix The Reaper es un juego que desde un principio nos aporta la sensación de ser entrañable y de estar diseñado con detalle, por lo que es sencillo cogerle cariño.

Estamos ante una comedia musical que muestra de una manera original y divertida una temática que vista de otra manera podría llegar a resultar de mal gusto. Es gracias al diseño y a la personalidad tan característica de nuestro personaje por lo que nos adentramos en un juego que resulta ser casi adictivo y que estéticamente roza lo cómico y lo absurdo. 

En cuanto al aspecto gráfico del juego, en términos visuales estamos ante un gran diseño, en el que encontramos una base sencilla pero que captura desde el primer minuto. Sus colores, sus luces y sus divertidos y variados escenarios, junto con los distintos personajes que encontramos, hacen que el aspecto gráfico del juego sea quizá lo mejor que encontramos en él.

Como punto extra, mencionar la música como elemento clave del juego, ya que nos da la oportunidad de seleccionar canciones, movernos a través de las mismas y variar el volumen. El acompañamiento musical del juego nos regala una enorme variedad de buena música de la que disfrutar mientras resolvemos cada escenario.

Somos conscientes de que este tipo de producciones no captan a todos los públicos, así como la temática o el mismo diseño, pero es por todo ello que este juego presenta una originalidad y una singularidad muy propias.  

Felix the Reaper, nos presenta una idea clásica como son los juegos de puzzles, desde una visión y un diseño totalmente refrescante. Tanto si eres capaz de resolver cada uno de sus niveles, como si no, el juego logra contagiarte con cada uno de sus detalles y sobre todo con su frescura y simpatía. Versión analizada de PC.

Dejar respuesta