• Hoy tenemos el honor de publicar la entrevista integra a Manuel Pimentel, autor de Leyenda De Tartessos, publicada por la editorial Almuzara y reseñada en esta web.
  • Señor Pimentel, ¿de dónde brota ese interés por el mundo que rodea la leyenda de Tartessos?
  • Desde joven me han interesado los mitos clásicos y la leyenda y el misterio de Tartessos. Con los años pude interesarme por su arqueología y de ahí este libro de leyendas, con el objetivo de adentrar al lector en el conocimiento de los mitos tartésicos.
  • En su entorno, ¿existe algún personaje familiar que se dedicase de lleno en profundidad a la arqueología?
  • No, pero mi padre era muy aficionado. Nos llevó de pequeños a algunas excavaciones arqueológicas y siempre visitamos yacimientos y museos.
  • Dediquémonos ahora a su obra. ¿Qué relación existe entre la antigua Tartesos y Manuel Pimentel?
  • La más fuerte es la pasión y el interés por desentrañar su historia. Tartessos aún se encuentra entre el mito y la historia, por lo que hay que dejar que la arqueología sea la que vaya despajando las brumas que aún subsisten, aunque me parecía de interés narrar literariamente sus mitos.
  • En la leyenda a la que usted hace referencia a Gerión, ¿existen evidencias arqueológicas al respecto? O sea, ¿qué tiene de realidad la leyenda arqueológicamente hablando?
  • El mito de Gerión, con su linaje divino, es uno de los más originales y hermosos que nos ha legado el mundo clásico. No existe ninguna evidencia arqueológica de su realidad, por lo que no podemos afirmar su existencia. Pero dado que bajo mucho de los mitos clásicos se esconde un poso de verdad, tampoco se puede descartar el que realmente existiera.
  • Según recoge en su libro, Gerión custodiaba bueyes. ¿Podemos admitir que estos bueyes son la raíz de la ganadería de lidia existente en la piel del toro?
  • La Baja Andalucía, con sus fértiles campiñas y marismas ha sido, desde siempre, un lugar de proverbial riqueza en pastos, por lo que existen grandes manadas desde el inicio de la historia. Sin duda esta riqueza ganadera era conocida en todo el Mediterráneo y se asoció con uno de sus reyes míticos. Hércules vino a robar esa riqueza tan preciada.
    • leyendas de tartessos
  • ¿Existe algún tipo de relación entre los famosos festejos que incluían al toro que la mítica Atlántida celebraba y los bueyes de Gerión?
  • Tanto el mito de la Atlántida, como los de Tartessos, convive con el culto al toro. Los príncipes atlantes, cuando lograban dominar con palos y redes a los fieros toros eran adorados como dioses. Pienso que desde tiempos remotísimos en nuestra tierra se rindió culto al toro bravo.
  • En referencia a los sarcófagos hallados en Cádiz, ¿Qué de real tiene la leyenda (puesto que la recoge dentro de su obra como tal) del sueño de Pelayo Quintero?
  • Es una historia real. Pelayo Quintero buscó un sarcófago fenicio femenino, compañero del masculino que ya se encontraba en el museo, sin saber que dormía sobre él. Es una maravillosa historia que confirma que la realidad supera a la mayor de las fantasías.
  • Retrocediendo en el tiempo, a la leyenda que acontece a Julio Cesar, ¿Qué queda de las ruinas del famoso y venerado Templo de Melkart, situado en Sancti Petri?
  • El Templo de Melkart fue uno de los santuarios más misteriosos e importantes de la antigüedad. Aún hoy, la silueta de la isla de Sancti Petri impone por su belleza e impronta. En la isla, una vez que el templo fue destruido, se edificaron construcciones militares en diversos periodos históricos. Aún se ven restos y un cuartel militar.
  • Todo el mundo relaciona a Adolf Schulten como el descubridor de Tartessos, algo que es improbable debido a que él fue (según otros expertos en la materia) quien dio las situaciones incorrectas, y con ello, originando todo un galimatías, de donde se debe de buscar las ruinas de la antigua Tartessos, ¿qué opina Manuel de todo esto?
  • Schulten fracasó en su intento de localizar Tartessos, pero fue quien puso su nombre sobre la mesa de la arqueología, al popularizar la antigua civilización. Schulten fue un admirador de Schliemann, que fue capaz de descubrir las ruinas de Troya según los textos de la Iliada. Schulten siempre pensó que bajo los mitos clásicos se escondía una parte de la historia y decidió convertirse en el Schliemann de Tartessos. Hoy no sabemos dónde puede estar Tartessos, pero tarde o temprano los arqueólogos terminarán desentrañando su misterio.
  • Son muchas las fuentes que vocean que Tartessos pudo beber de la famosísima Atlántida, ¿Qué opina al respecto Manuel Pimentel?
  • Si Tartessos tiene evidencias arqueológicas, de la Atlántida nada se ha encontrado. A día de hoy, la Atlántida pertenece por completo al reino de los mitos. Pero mucho autores, comenzando por Donnelly los asocian, dado que pudiera compartir el mismo espacio geográfico, aunque separados por miles de años.
  • Uno de sus capítulos, El medallón atlante ¿Qué puede tener de real? ¿Existen evidencias al respecto?
  • El medallón es mi única licencia literaria al completo. Me inspiré cuando descubrí durante una visita a Egipto que hablaban de un anillo atlante. Lo que sí nos dicen los mitos es que la Atlántida tuvo alguna relación con los primeros estadios de la civilización egipcia.
  • Respecto al jardín de las Hespérides, ¿Dónde puede ubicarse exactamente? ¿Existen vestigios de ruinas sobre él?
  • El jardín de las Hespérides es un mito bellísimo, pero no existe ninguna evidencia de su real existencia.
  • ¿Cree Manuel Pimentel que el famoso rey tartessio Argontonio pudo ser descendiente directo de algún rey Atlante como afirman algunas fuentes al respecto?
  • Eso no se puede aventurar, ni mucho menos afirmar. Argantonio fue el rey de la plata y su existencia histórica – con es o con otro nombre – es muy probable.
  • ¿Que nos tiene preparado Manuel Pimentel en un futuro?
  • Seguiré leyendo, sobre todo, visitando yacimientos y, seguro, pasado un tiempo volveré a escribir una nueva historia.
  • Sabemos de sus andanzas en la pequeña pantalla sobre la arqueología, y por ello, ¿Cree Manuel Pimentel que el gobierno debería interesarse más en el mundo de la arqueología?
  • Sin duda alguna debemos apostar mucho más por la investigación arqueológica, su divulgación y la puesta en valor de los valiosísimos yacimientos que atesora nuestro subsuelo. Enriqueceríamos la ciencia y el conocimiento, al tiempo que se crearía empleo y riqueza.

1 Comentario

Dejar respuesta