Hoy tenemos el placer de publicar la entrevista a Itxu Diaz, autor de Dios Siempre Llama Mil Veces. Aquí os dejamos la misma.

La verdad que al comienzo de la lectura del libro, fuimos un pocos reacios a la misma, pero pensamos que tenemos que leer de todo para poder opinar de todo.

Cuéntanos como se te ocurrió la idea de realizar este libro.

Sin duda he escrito libros más ruidosos (Yo maté a un gurú de Internet), más gruesos (¡Un ministro en mi nevera!) o incluso más sabrosos (Aprende a cocinar lo suficientemente mal como para que otro lo haga por ti). Pero Dios siempre llama mil veces es el más especial, y quizá por eso está calando tan hondo en muchísimos lectores, mucho más velozmente que cualquiera de mis seis libros anteriores.

¿Se te quedo algún famoso que no pudiste incluir?

Itxu Diaz

No hay una agenda previa en este libro. No hay una meta, como en uno de esos libros de “conversos” o de “religión”. Este es un libro de corazón a corazón, escrito por un cronista que pensó que sería divertido intentar una “crónica de almas”: otros se asoman a la guerra o al fútbol, yo he probado a asomarme a los secretos más hondos de algunas personas.

¿Qué tal el trato con la editorial? ¿Algún tipo de traba?

Fenomenal. En absoluto. Encuentro es una editorial en proceso de transformación, que cuando llega mi libro está virando de un espectro muy concentrado y específico, filosófico-religioso, a algo más amplio sin perder su identidad. De alguna forma, para mí el reto era editar algo un poco más serio después de seis libros muy satíricos, y para ellos, quizá, lo contrario. No puedo quejarme en este momento de mi vida literaria, estoy con los editores con los que más a gusto me he encontrado: con Ediciones Encuentro y Hércules de Ediciones. Como en casa.

En lo referente a la creencia, algo que respetamos, no nos ha gustado la parte del libro en la que, nos parece, no se respeta otras religiones, como la de Testigos De Jehova. ¿solo existe el dios católico?

No creo que exista un “dios católico” sino Dios. Por suerte los católicos no nos arrogamos a Dios, porque eso sería entre otras cosas profundamente anticatólico, que como sabéis alude a lo universal. No pretendo faltar al respeto a ninguna creencia, ni mucho menos, sino que a lo largo del libro lo que me interesa es el bien, la gente buena, la búsqueda del bien, y la búsqueda de un sentido a la vida, sin mirarles la letra pequeña del carnet de afiliado. Naturalmente los creyentes de otras religiones buscan a Dios, y ese al que buscan, es el mismo. De todos modos, los Testigos de Jehova no son exactamente una religión: el relato que ofrezco en el libro es la descarnada batalla de una chica por abandonar la secta, en conciencia, y sin violentar las creencias que había llevado en su corazón desde niña. El relato es duro, porque todo lo que me contó fue así de duro. No creo hacer ningún favor a nadie suavizándolo.

itxu-diaz-dios-siempre-llama-mil-veces

Por ejemplo, el guionista de Showgirls, según leemos, esta muy contento con su relación con la religión católica, y ya no quiere volver a realizar guiones como los de antaño. Por los derechos de autor de esas supuestas obras tan obscenas, suponemos que ¿habrá decidido no cobrarlos más no? Si es así, no va a favor de la religión que abraza.

Tengo suficientes defectos en los que ocuparme como para juzgar la pureza de la fe de los demás. Mi trabajo en el libro es contarlo, soy el mensajero.

Nota de Inajayaa: Pensamos que el autor no ha querido mojarse, pero si abrazas una religión dejando de lado tu pasado, rechaza tambíen el dinero que recibes del mismo. Es una opinión.

¿Que piensas de aquellas personas que dicen que son Católicos pero no practicantes?

Pienso que este Año Santo de la Misericordia es un abrazo de Dios a todos, en cualquier lugar, en cualquier circunstancia. Una ocasión única. Del libro me encanta la historia de esa chica que se decide a entrar en una iglesia americana después de ver una cartel gigante que dice ‘Bienvenidos pecadores’. Practicar es ante todo mirar a los ojos a Dios, un acto individual. Habrás notado que no creo mucho en las etiquetas…

Cambiamos de tercio y seguimos con tu estupendo libro.

¿Como seleccionaste las historias?

No quería listas de conversos, antologías de héroes, o compilaciones de historias edificantes. El mundo está lleno de autores maravillosos dedicados a eso. Quería una crónica de verdad, capaz de suscitar preguntas y arrancar algunas sonrisas, y plasmar historias divertidas, cercanas y conmovedoras, recorridas con un estilo del que supongo que ya no puedo desprenderme, y sin perder en ningún momento la vibración periodística. Ha sido un equilibrio entretenido, porque no se trataba tanto de una selección, como de entrar en aquellas historias que en un momento determinado me han emocionado a mi. Por lo que me cuentan, el libro está dejando esas mismas huellas en el corazón de los lectores y esa es la mejor señal que podría recibir.

¿Algún famoso que no este incluido pero quieras añadirlo a la entrevista?

Hay miles de historias bonitas de gente famosa y, sin embargo, lo que más me ha costado es dejar fuera algunos relatos más íntimos, de personajes anónimos pero muy queridos, que por razones de espacio no podía incluir en ese “Cuaderno de notas” que es el último capítulo de Dios siempre llama mil veces, y cuya popularidad entre los lectores, al ser la parte más arriesgada del libro, está resultado una agradable sorpresa.

Háblanos más de ti.

Soy esencialmente un tipo del mar y que escribe, libros, periódicos, y miles de columnas; y afortunado por poder hacerlo, porque de otro modo tendría que ponerme a trabajar.

Recomiendanos un libro, una película y un disco de música.

Estoy disfrutando mucho con ‘Relatos de un cazador’ de Turgueneff, el último disco de mis amigos Los Limones, ‘Quintos del 64’, es una verdadera maravilla, y en general, creo que el mundo sería un lugar mucho peor sin ‘El hombre que mató a Liberty Valance’.

Un abrazo y gracias por todo.

Gracias a vosotros, por respaldar la literatura, batallar por la cultura, y por esta inteligente entrevista.

Dejar respuesta