La semana pasada publicábamos la reseña de uno e los libros más impactantes publicados en España. Las Desterradas Hijas De Eva es un soplo de aire fresco a una realidad ocultada por la España actual. Consuelo Del Cid nos ha cedido su preciado tiempo para contestar a varias preguntas.

 

Consuelo, de primera quiero agradecerte que nos concedas una entrevista. Para nosotros es un gran honor poder entrevistar a una escritora con un talento inmejorable.
-Gracias a vosotros.
Las Desterradas Hijas De Eva nos ha marcado, llegando a soltar lagrimas en las entrevistas tan profundas y duras que realizas. ¿Como llegaste a interesarte por el tema?
-Porque lo viví, y prometí a mis compañeras de reformatorio el día de mi libertad que España entera se enteraría de lo que nos hicieron. Empecé a investigar sola, y no había rastro del asunto en las redes ni en ninguna parte. Tenía que hacerlo todo, de principio a fin, y demostrarlo documentalmente. No quería únicamente contar una historia, mi objetivo era probarlo. Me costó años, pero lo conseguí. Las desterradas hijas de Eva no deja indiferente a nadie. Es prácticamente imposible. Los hechos no se conocían, y pertenecen a la memoria reciente de España.
Cuéntanos cuales han sido las entrevistas que más te pudieron impactar.
-Todas. En todas existe una huella perenne que no las ha abandonado nunca. Sólo quienes pasamos por eso lo sabemos. Sólo una desterrada sabe lo que esa palabra significa. Vidas marcadas, esperanzas rotas, miedo presente en nuestras decisiones. Y miedo a contarlo. 
¿Tienes algún familiar o conocido que haya vivido alguna de estas situaciones?
Familiar no. Conocidas, muchísimas. 
¿Mantienes el contacto con algunas de las victimas?
Con todas. Entre nosotras nos llamamos “sísters”. Desde la publicación del libro estamos en contacto permanente, a diario. Nos ayudamos, nos reunimos, y seguimos sembrando la memoria. Somos mucho más que amigas, hemos creado de forma espontánea una familia alternativa. 
¿Como fue la situación para las hombres?
-Distinta, y casi peor. No se les juzgaba por su moral, pero padecieron castigos físicos brutales. Lo pasaron muy mal, les pegaban sin más, por cualquier motivo. No hay más que ver el magnífico documental “Los internados del miedo” para comprobar lo que pasó en centros como Hogares Mundet. Absolutamente criminal.
¿Porque crees que el gobierno evade esta realidad, cuando aun hoy hay familias que arrastran este pasado?
-Porque están implicados políticos con cargos activos, así como la Iglesia. Iglesia y Estado actuaron de la mano. Y no se contaba con que esto saliera a la luz. Los que más niegan y atacan son los que más miedo tienen.
Consuelo, ¿te puso alguna traba la editorial a la hora de publicar la obra?
Algón, la que me publicó, ninguna. Otras, sí. No aceptaron la obra por miedo. Incluso una editorial determinada quería publicarlo, pero omitiendo los nombres, y me negué. Algón se la jugó, apostó por Las desterradas hijas de Eva con una gran valentía, y siempre estaré agradecida. Mamen de Zulueta, mi agente literario, se dejó la piel conmigo, luchando por la salida del libro. Estuve muy protegida y acompañada. 
¿Como han recibido los medios a tu obra? ¿Alguno ha rechazado o hablado mal de la misma?
-En general, bien. Con un gran interés. La derecha, obviamente, me pone verde. Pero con eso ya contaba, puesto que era de esperar. Dicen cosas atroces, pero me tiene sin cuidado. Ladran, luego cabalgamos.
García-del-Cid-Guerra,-Consuelo---Desterradas-hijas-de-Eva-1
Cuentamos más sobre ti
-Soy escritora investigadora, conferencio por toda España sobre el tema que me ocupa. También dibujo y bordo tapices, además de escribir artículos de opinión en el periódico digital que dirijo.
Consuelo, ¿que obras literarias nos recomiendas?¿cine?¿música?
-Todo lo que sé de cine me lo ha enseñado mi síster Chus Gil. Leo mucha poesía. Juan Carlos Mestre, Luis Miguel Rabanal, Concha García e Isla Correyero son los más grandes poetas que siento y conozco.
Me apasiona el flamenco duro. Creo que es el grito por excelencia.
Gracias de corazón Consuelo.

3 Comentarios

  1. muchísimas gracias. Remarcar que la autora de la fotografía es Eva Huarte, agradecería que conste como autora de esa fotografía.
    Consuelo G del Cid Guerra

Dejar respuesta