La semana pasada publicábamos la reseña de El Tiempo Como Enemigo de Darío Vilas. Hoy tenemos la suerte de publicar la entrevista que le hemos podido realizar a este genial escritor. No te la pierdas.

Sabes que nos ha encantado tu libro, ¿podrías contarnos cómo se te ocurrió la idea del mismo?

Como me pasó con casi todas las historias que escribí hasta la fecha, no consigo recordar un detonante único que prendiera la mecha. Varias cosas que tenía en mente desde hacía algún tiempo se fueron engarzando de forma natural hasta dar lugar a la novela. Lo que sí recuerdo con claridad es que se me quedó incrustado el estribillo de la canción “So long sin city”, de Slash & Mark Lanegan, del que tomé prestado el título para mi libro. Ese estribillo reza así: “Alguien dijo que no hay nada más que el fantasma y su misterio, y el tiempo como enemigo”. Entonces empecé a preguntarme quién sería ese fantasma, qué misterio lo envolvía, y por qué el tiempo era su enemigo.

 

Y los personajes, ¿de dónde te los has sacado?

Pues casi me remitiría a mi respuesta anterior, ninguno de mis personajes tiene un origen claro, no están basados en personas reales. Uno de los aspectos en los que suelo invertir más tiempo es precisamente ese, el retrato psicológico de los personajes. Intento transmitir siempre sus obsesiones sin tirar de descripciones detalladas o sin narrarlas de forma obvia, dejando que se definan por sus actos, por las reacciones que tienen en determinados contextos. Un buen ejemplo es Carlos, el protagonista de la novela, que es un hombre que tiene fijación por aferrarse a causas imposibles. Ese es su leit motiv, no sabe vivir de otro modo, se sentiría vacío. Es algo que queda patente en la novela, o al menos esta era mi intención.

 

¿Te has inspirado en algo verídico?

La trama contiene varios elementos reales, sí. El accidente del Alvia, tratado con el mayor de los respetos, una leyenda urbana local cuya veracidad no quise contrastar, y un suceso de la crónica negra nacional bastante reciente, entre otras cosas. Pero suelo coger los hechos reales y trabajar sobre ellos hasta dejarlos irreconocibles, como el escultor que se planta ante un bloque de mármol y comienza a darle forma hasta crear algo completamente distinto.

 

Darío, ¿qué tiempo tardaste en escribirla?

Tiempo efectivo de escritura, un par de meses. Pero es algo que no se puede calcular con precisión, porque me paso varios meses antes dándole forma a las historias en mi cabeza, sin ni siquiera tomar notas. No creo que tenga mayor importancia el tiempo que uno dedique a escribir un libro, sino el resultado final.

 

¿La editorial te puso algún tipo de traba a la hora de publicarlo?

Ninguna traba, fueron ellos mismos los que contactaron conmigo para interesarse en su publicación.

eL TIEMPO COMO ENEMIGO

 

¿Tuviste que cambiar algo de la historia?

No. He tenido la suerte de que hasta ahora ninguno de los editores con los que trabajé me exigió cambios sustanciales en mis obras, más allá de algún retoque de forma.

 

Una vez que terminamos el libro, que la verdad, lo leímos de un tirón, nos quedaron algunas dudas. Hay una parte del libro que vemos un poco de relleno, o por lo menos esa es la sensación que nos ha dado. Concretamente es el apartado de los sueños…creo que si estuviesen construidos de otra manera, el libro por esa parte, intrigaría más.

No sé qué deciros, la verdad. No considero que haya nada de relleno en mi novela. Es algo que nunca me habían dicho hasta ahora, más bien al contrario. Lo que se suele achacar a esta novela es que quizás deje varias líneas abiertas, de forma premeditada, que a algunos lectores les habría gustado que desarrollase.

En cuanto a los sueños, tengo que decir que rotundamente no, no hay nada de relleno ahí. De hecho, considero que es la parte esencial de la historia y su mayor fortaleza en cuanto a ritmo. Lo que pasa es que en el fondo no tenía ninguna intención de escribir una novela de intriga, sino un drama. He puesto el énfasis en el aspecto emocional.

De hecho, sin los sueños la novela carecería de sentido en absoluto, todo está vertebrado en torno a ellos.

DARIO VILAS

 

Te voy a ser sincero, en el momento que termine el libro, me quedé un rato grande pensando en mi propia vida… Creo que muchas personas no valoran lo que tienen, y tú con este libro, haces que se vean las cosas de otro color. ¿Cómo lo haces?

Supongo que es por lo que comentaba antes, porque me he volcado en el aspecto emocional. En el caso de esta novela, se añade que trato de una forma muy directa el tema de la muerte, a través del personaje de Dena, que trabaja en un tanatorio. Ahí se reflejan mis temores, los tuyos y los de cualquiera. Como seres conscientes, tememos desaparecer. Así que hay que buscar un sentido a nuestra vida, que es lo que hace Carlos cuando salta de un clavo ardiendo a otro.

 

¿Cómo ha sido la acogida en ventas del libro? ¿Puedes darnos datos de distribución?

De momento es pronto para saberlo, lleva apenas unos meses en las librerías. Parece que está funcionando bastante bien, en las presentaciones que hice hasta la fecha se vendieron bastantes ejemplares.

Se ha distribuido a nivel nacional y el libro se puede adquirir casi en cualquier punto de venta del país.

 

Sabes que con el libro podrías, perfectamente, crear una película de gran suspense o, por qué no, una serie. Venga, a llamar a los de netflix.

De hecho, los derechos de adaptación al cine de esta novela ya están cedidos. Firmé el contrato casi al mismo tiempo que el de edición con Base. Está ahora mismo en la fase de desarrollo de guión. Por temas contractuales, no puedo desvelar nada más, pero tengo confianza en que el proyecto saldrá adelante y que habrá una película basada en la novela.

 

¿Qué opinas de los últimos lanzamientos en la narrativa moderna?

Vaya, es una pregunta muy amplia, abarca toda la literatura reciente. Hay cosas que me gustan mucho, otras que me gustan menos, algunas que me dejan indiferente y muchas otras que me horrorizan.

 

¿Qué película, serie, libro y grupo o cantante musical nos recomiendas?

Más que recomendar, citaré la última obra que me gustó de cada formato, y luego decidís si os apetece darle una oportunidad.

Película: “Loreak”, esa maravilla que te deja con la sensibilidad a flor de piel y que ha sido seleccionada para representarnos en los próximos Oscars.

Serie: “The leftovers”, que acabo de empezar con ella y me tiene intrigadísimo.

Libro: Como de la familia, de Paolo Giordano.

Disco: “Angels & Ghosts”, de Dave Gahan & Soulsavers.

 

Muchas gracias por haberme cedido espacio en vuestro blog. Un saludo.

Gracias a ti Darío por tu genial obra.

1 Comentario

Dejar respuesta