En INAJAYAA siempre nos hemos comprometidos con decir lo que pensamos y hablar si tapujos. Hoy vamos a reseñar El hijo de Yuri Gagarin, un libro que se nos ha hecho tedioso y aburrido. Ojo, esto es una opinión personal y en esta ocasión, a mi no me ha gustado.

el-hijo-de-yuri-gagarin

Max Z. sufre un extraño síndrome. A sus 14 meses es capaz de aprehender todo aquello que le rodea. Cada día le llueven más palabras en su interior aunque sea incapaz de pronunciar una sola. Almacena y reflexiona las vivencias que transcurren en su particular universo, la habitación del grupo donde imperan los horarios estrictos y la relación con las cuidadoras. Max Z. relata los días que se suceden y en los que las demás criaturas que le acompañan van acercándose hacia el objetivo común: ser rescatados de la invisibilidad en la que viven.

Como bien se ha podido leer en el resumen de más arriba, el libro nos mete en la piel de un bebe de 14 meses que ve y siente todo lo que pasa a su alrededor.

La historia, muy bien narrada y detallada, no es muy larga, pero como bien he comentado arriba, se me ha hecho muy larga. No se si sera que la historia es aburrida o simplemente por que el libro no tiene una historia que te llene.

Lo que si podemos decir es que el autor esta muy bien documentado en lo referente a los orfanatos, y lo demuestra en la forma con la que detalla la historia.

Sobre gustos no hay nada escrito, por eso os invitamos a que lo leáis vosotros mismos entrando en la editorial Babylon y nos deis vuestra opinión.

Dejar respuesta