El mundo de la animación ha estado muy ligado con el de los videojuegos, quien no recuerda cuando en la década de los 90 cada película de Disney o Pixar, tenían su propio videojuego basado en el éxito en cuestión. PiXar, con más de 40 películas tanto de animación como con actores reales se ha ganado un puesto importante y con Cómo entrenar a tu Dragón y con ello también un juego basado en dicha franquicia.

La historia de este título es completamente nueva y original. Comenzamos en Isla Refugio, un sitio donde los dragones pueden estar tranquilos, aunque todo cambia el día que dicha isla comienza a arder. Nosotros tomaremos el papel de un muchacho que se despierta en medio del fuego sin acordarse absolutamente de nada y al lado de un misterioso huevo. Cuando Hipo nos encuentra decide que por el momento nos llamará Escritorzuelo ya que llevamos lo que parece ser un diario.

A pesar de que nos encomienda la tarea de proteger el misterioso huevo que se encuentra a nuestro lado, un grupo conocido como los tramperos consiguen hacerse con él, conseguimos darles caza en el momento justo en el que la cáscara comienza a romperse hasta aparecer un misterioso dragón al que llamaremos parches pues parece compuesto de partes de varios dragones. Delante de nuestros ojos tenemos un dragón cuya especie recibe el nombre de Quimeragón. Ahora, junto a nuestro propio dragón nos uniremos a Hipo y al resto de personajes en busca del causante del incendio de Isla Refugio.

El juego nos recuerda a Diablo, ya que por forma de ser jugado y sobre todo por la cámara se parece a él, pero únicamente ese sería su parecido con el título de Blizzard. Estamos ante un juego de exploración y acción que se mezclan con algunos puzles en donde tendremos que usar tanto a Escritorzuelo como los diferentes poderes de Parches, ideal para poder ir introduciendo a los más pequeños de la casa en juegos algo más complejos y que les inciten a pensar, aunque sin excesivas complicaciones.

En esta aventura tenemos a nuestra disposición varias islas y mazmorras en donde nos podremos guiar a través de un mapa que nos indicará todas las estancias del lugar donde nos encontramos además de otros elementos como la tienda de Astrid, por ejemplo.

Por una parte, se agradece el tener a nuestra disposición el saber la disposición de la isla o mazmorra, pero por otro lado se pierde un poco el factor sorpresa, ya que se indica también si hay un jefe en que sala esta. Otro de los elementos que nos indica el mapa es el número de cofres que hay en la zona y la cantidad que hemos cogido, lo que no nos indica es la posición de los mismos por lo que tendremos que buscarlos por nuestra cuenta y creedme que merece la pena. Estos cofres tienen objetos muy interesantes que van desde equipamiento para poder ponernos, pociones, minerales, hierbas o mejoras de la salud.

A medida que vamos avanzando por las islas y mazmorras nos iremos enfrentando a diferentes tipos de enemigos con diferentes tipos de ataque y también distintas formas de derrotarlos. Por ejemplo, hay tramperos que utilizan ataques pesados, a distancia o normales. Por otro lado, tenemos a dragones que tendremos que destruir con unos frascos que llevan una sustancia que les hace atacarnos. Se agradece algo de variedad en los enemigos que rompen con la habitual monotonía de tipos de enemigos en juegos que están más enfocados hacia un público infantil.

No podemos olvidar que Parches es un dragón y como tal puede volar, eso sí, tendremos que esperar a superar la primera mazmorra para que el chiquitín tenga la altura y envergadura necesarias para ello. 

En cuanto a su apartado visual nos encontramos ante unos modelados y entornos claramente de animación. Todo está más achatado de lo habitual dándole un toque como cómico sin perder de vista los diseños originales de los personajes que aparecen en la película tanto humanos como dragones. Lo mismo ocurre con los colores, muy llamativos tanto en entornos exteriores como de interior teniendo una iluminación perfecta en todos los escenarios. En cuanto a su música resulta interesante y llamativa, nada excepcional pero que acompaña perfectamente, lamentablemente no hay diálogos hablados, aunque sí textos en castellano.

Dragones: El amanecer de los nuevos jinetes es una forma ideal de ampliar el universo creado por DreamWorks Animation con una aventura completamente nueva, conservando a los personajes clásicos de la saga de películas y sin perder ese toque de acción y aventuras que nos ha acompañado con este grupo desde su primera aparición en 2010.

Dejar respuesta