Todos los de la redacción (si, somos algo viejos ya) hemos crecido con los videojuegos. Cuando nos enteramos del lanzamiento de  Dragon Ball FighterZ en consolas de actual generación, nos temíamos lo peor. Pero no ha sido así, ya que nos encontramos frente a un juego completo, lleno de acción, con gráficos muy buenos y sobre todo, con todo el espíritu de Dragon Ball.

LLevamos muy poco de año y casi podemos adelantar de que nos encontramos frente a uno de los mejores lanzamientos del 2018 en juegos de lucha. Quizás, el mejor juego al que jugaremos en meses.

La compañía japonesa Arc System Works (Guilty Gear o el magnífico BlazBlue) ha sido la encargada, junto con la distribución de Bandai Namco, de traernos este maravilloso juego que nos ha dejado con la boca abierta. Y no es para menos, ya que los últimos lanzamientos enfocados en Dragon Ball no han sido tan espectaculares como este.

Y,¿Que nos vamos a encontrar dentro de Dragon Ball FighterZ? Pues un juego de lucha arcáde 3 contra 3 frenético a más no poder. El uso de ataques especiales por parte del plantel de luchadores es una delicia para la vista. Todo ello aderezado con unos gráficos presentados en 2D. Vamos, como los magníficos juegos de Dragon Ball de lucha de Sega Saturn o Ps One.

Pero no penséis que tenéis que ser unos expertos en juegos de lucha para llevar a cabo los diferentes combos que se pueden ejecutar. Para nada. El juego es simple en su manejo, como los antiguos arcade, y la mayoría de combos salen de forma automática al realizar una serie de acciones o pequeñas combinaciones de teclas.

Esto hace que la persona que no sea fan de la saga y si de los juegos de lucha, disfrute de muy grata manera. No nos podemos olvidar que disponemos de un modo de entrenamiento, donde podremos acceder a un amplio abanico de combos que son más difíciles de ejecutar. Esto hace que el juego está adaptado también a aquellos jugadores que busquen más profundidad a la hora de luchar.

Al ser los enfrentamientos 3 contra 3, en todo momento podemos cambiar de personaje en pantalla para luchar contra los contrincantes, realizar combos con ellos, volar por los aires o teletransportarnos detrás del enemigo y seguir machacandolo. Sin duda, una delicia que nos encanta.

Al tener a los personaje que no usemos en reserva, estos regenerará su barra de vida pausadamente. De esta manera y , cuando ya tengamos al personaje elegido un poco mal, podemos cambiarlo y este seguirá recuperándose en segundo plano.

La combinación es primordial para poder salir victoriosos del combate. Aunque el juego no es profundo a la hora de realizar combos, nos deja un sabor agradable cada vez que terminamos de luchar.

Por supuesto, el plantel de personajes con los que se puede jugar es muy grande, pero no tan elevado como otras entregas de Dragon Ball, sobre todo viniendo de una serie de animación japonesa con muchos episodios a sus espaldas. 24 son los personajes principales que podemos elegir en un principio más 8 que se unirán en un futuro con contenido descargable. El juego no incluye micro-pagos extras ni nada parecido en el que tengamos que desembolsar

Por supuesto, el juego incluye un modo historia, que es el principal para un solo jugador. La misma transcurre después de lo visto en Dragon Ball Super, la última temporada de la serie de anime. La historia es totalmente nueva para este videojuego y nos pone en la piel de nuestros luchadores, que han perdido sus super-poderes.

Aunque no es una historia que aporte mucho, nos ha gustado mucho el hecho de poder elegir un poco el camino de la misma, ya que podemos elegir a los diferentes personajes, cada uno con un hilo en común pero cada uno  con diferentes escenas. Esto hace que la vida del juego se alargue un poco más. El modo historia se puede cubrir en unas 16 horas. No es difícil, pero al acabarla tendremos acceso al modo difícil.

El modo arcade es muy parecido al modo historia pero más entretenido. Dependiendo de nuestra destreza, accederemos a combates más complicados o más difíciles, avanzando por una especie de ruta que va cambiando. Al acabar con cada personaje, obtendremos una puntuación final que podemos ver en una especie de ranking mundial.

Después de comentar la jugabilidad y el modo historia, vamos a comentar los gráficos que veremos en Dragon Ball FighterZ que son maravillosos. Recreados de forma magistral, el título llega incluso a superara lo visto en las últimas producciones del anime de Dragon Ball.

Los enfrentamientos son coloridos, con unos personajes perfectamente definidos y muy bien animados. Eso sí, los escenarios no son nada del otro mundo, pero es algo pasable cuando vemos en acción los combos de nuestros personajes.

La banda sonora del  juego incluye temas nuevos que han sido creados para la ocasión. No son nada del otro mundo, pero cumplen. Aunque esto aun no se ha confirmado, los que quieran la banda sonora original de la serie de animación, pueden hacerse con un pack descargable (de momento, solo en Japón) pasando por caja. Esto no esta confirmado aun. El juego cuenta con doblaje en japonés e inglés.

El juego cuenta con modo online, el cual, hasta el día 26 no estará activado, por lo que pondremos nuestras impresiones en los próximos días.

Poco más podemos añadir a el análisis de este juego. Quizás el juego pueda mejorar en algunos aspectos, pero cumple con su cometido que es el de entretener y proporcionar muchas horas de juego. Dragon Ball FighterZ está disponible para PC,PS4 (versión analizada) y Xbox One.

|título        = Dragon Ball FighterZ
|género        = ARCADE-LUCHA
|origen        = JAPÓN
|distribuidor  = BANDAI NAMCO
|online        = SI
|idioma        = CASTELLANO
|sistema       = PS4-XBOX ONE-PC
|jugadores     = 1-4
|edades        = +12

Dejar respuesta