Blockers es una producción con toques sexuales, o una comedia sexual, o para que mentir, una simple película que puedes ver un domingo por la tarde, sin ganas de comerte el coco con nada. Sí, hay producciones simples para mentes simples y este es el caso de Blockers.

En Blockers, se nos cuenta la historia de tres padres que están preocupados por las vidas sexuales de tres de sus hijas adolescentes. Nada nuevo en el horizonte. Pero la gracia recae en que , por medio de una de las madres chismosa, se enteran de que sus hijas van a perder la virginidad esa misma noche, coincidiendo con el fin del instituto. De nuevo, una historia muy trillada.

Pero bueno, la cosa no acaba aquí, ya que estos tres padres, que están protagonizados por Leslie Mann, John Cena (tiene que enseñar parte de su cuerpo, si no el contrato no es válido, aunque por nosotros, más que encantados) e Ike Barinholtz no se llevan muy bien últimamente y claro, esta es la oportunidad que necesitan para volver a ser la piña de antes.

Y, ¿donde recae la gracia del film? pues no vamos a mentir, en nada. Si, tiene situaciones en las que las risas están aseguradas, pero es tan predecible el film que se queda en un quiero y no puedo. Ojo, el director Kay Cannon, y el grupo de productores a sus espaldas, así lo han querido.

Blockers no va a participar en festivales de cine, ni quiere. Solo llega para ocupar un hueco en la vida ajetreada de las personas que no tienen ganas de ver algo complicado. Eso este film, lo borda. Pasable.

Dejar respuesta