Javier Mina, autor de ensayos tan celebrados como Montaigne y la bola del mundo, El dilema de Proust o Libros para la guerra, se adentra en esta ocasión de la mano de la editorial Berenice en disertar sobre el anhelo universal por antonomasia; la búsqueda de la inmortalidad.
 
Un ensayo, En busca de la inmortalidad, en el que desgrana sus consecuencias en los campos más diversos del conocimiento e indaga en sus múltiples implicaciones.
 
Con su contagiosa erudición y su proverbial facilidad para acercar al lector los conceptos más intrincados, el resultado es este imprescindible libro que revela conclusiones sorprendentes e invita a la reflexión.


 
Y es que el sueño de la inmortalidad vertebra las sociedades humanas desde que existen como tales. En nuestros días, la inmortalidad científica se imagina desde campos tan dispares como la Neurología, la Cibernética —especialmente desde la inteligencia artificial—, la Medicina, la Farmacología, la Física teórica y la Física aplicada, esta última en áreas como la nanorrobótica o la crionización.
 
Javier Mina nació en Pamplona en 1950 y está licenciado en Literatura Comparada por la Sorbona. Escritor y pintor de prestigio, con exposiciones como la celebrada en el Polvorín de la Ciudadela a principios de 2009 titulada Paisajes imprevisibles y las celebradas en San Sebastián Suites Friedrich-Macke y De boca a oca, en literatura ha obtenido el Premio de Ensayo Miguel Espinosa en 2004 por El Ojo del Cíclope y el Premio de Ensayo Gobierno de Navarra en 2008 por Tigres de papel (Los tiranos literarios)”.
 
También ha sido finalista del Premio Espasa de Ensayo 2006 por Vidas paralelas. Tras publicar La mirada fósil, un celebrado ensayo sobre la ceguera en la literatura, dio a la imprenta Montaigne y la bola del mundo (Berenice, 2013), en torno a la apabullante vigencia del legado del autor galo, y posteriormente ha publicado El dilema de Proust o el paseo de los sabios (Berenice, 2014).
 


Lo que dicen del autor y sus libros:
 
“Una cultura en el autor de voluntad enciclopédica nos hace no solo comprobar que el saber no ocupa lugar, sino que sirve a la sabiduría, al conocimiento del hombre pero también a la más amena distracción culta.” Luis Antonio de Villena
 
“Los libros de Javier Mina están hechos de observación aguda, erudición sin pedantería y buen gusto literario.”Fernando Savater.

NOTA DE PRENSA INTEGRA

Dejar respuesta