En 2005, The Office logro cautivar al público con sus personajes tremendamente reales y la capacidad que tenía de empatizar con el espectador. Occidente no es el único mercado que se ha atrevido a realizar obras ambientadas en el entorno laboral para satirizarlo, Servant x Service es el representante japonés en esta categoría.

Tras una infancia traumática por culpa de su nombre, Yamagami Lucy se convierte en funcionaria y comienza a trabajar en el ayuntamiento de su ciudad. La historia se centra en los personajes que visitan el ayuntamiento y como se desarrolla la vida de sus empleados mientras Lucy busca al funcionario que aceptó inscribirla en el registro con ese nombre.

¿Por qué comparar The Office con Servant x Service? Bueno ambas obras tienen muchos puntos en común, se nos cuenta la historia de personajes extravagantes mientras trabajan en unas oficinas, las situaciones disparatadas son el principal atractivo y las dos series tienen su principal fuerte en la comedia.

Servant x Service sería como una versión edulcorada de la serie americana. El humor en esta serie japonesa es, en la mayoría de casos, una adaptación de sketches de series de comedia escolar, pero planteados en un contexto adulto.

Sin embargo el humor se ve reforzado por personajes simpáticos y la locura japonesa. Trata de acompañar las bromas con dar importancia a las relaciones personales que se crean y los romances.

Karino Takatsu, la autora de la serie, tiene experiencia con las comedias ambientadas en lugares de trabajo. Working!!, Butaiura o Dust Box 2.5 son otras obras de la autora que tienen la misma fórmula de Servant x Service.

A-1 Pictures se encargo de la animación del proyecto. Como todas las producciones del estudio que no son grandes proyectos respaldados por una horda ingente de fans, presento una calidad muy irregular, combinando planos muy originales y creativos con otras escenas que presentaban una calidad espantosa.

Servant x Service es una serie divertida, rescatando el sentimiento que produce algunas veces The Office de hacerte sonreír sin que te des cuenta.

Dejar respuesta