Tras Cowboy Bebop, Shinichiro Watanabe siguió mezclando elementos que a primera vista, no parecían tener nada en común. Si de juntar vaqueros, jazz y el inmenso espacio, consiguió a Cowboy Bebop; Samurai Champloo fue el resultado de mezclar samuráis y la cultura hiphop.

Animada por el estudio Manglobe, conocido por series como Ergo Proxy o Samurai Flamenco, se estrena en 2004 Samurai Champloo, con dirección y guión del propio Shinichiro Watanabe.

samurai 2

Fuu es una chica que trabaja en una casa del té hasta que es destruida por una pelea entre tres bandos. Mugen el vagabundo, Jin el samurái y los guardaespaldas del hijo del jefe del pueblo. Condenados a muerte, Jin y Mugen ven ante sus ojos una oferta que les salvaría la vida. Fuu les ayudará a escapar si le ayudan a encontrar al samurái que huele a girasoles, en este momento comienza la aventura de estos tres individuos tan dispares.

Samurai Champloo hace gala de una labor de documentación increíble, creando una obra muy fiel a la historia para ser una obra de ficción, ambientada en el Periodo Edo, también conocido como Período Tokugawa (nombre que recibe por el Shogun del momento, Ieyasu Tokuwaga).

samurai 3

La serie reúne algunos acontecimientos históricos reales como son la Rebelión de Shimabara, rebelión campesina en la península de Shimabara y en las islas Amakusa en contra de los señores feudales, el Sakoku o la exclusividad neerlandesa en una época en que el magistrado limitaba las relaciones exteriores de Japón, las pinturas Ukiyo-e, genero de grabados realizados mediante xilografía o técnica de grabados en madera, y versiones de personajes reales del periodo Edo.

Samurai Champloo repite formula a la hora de crear personajes, tenemos a un personaje serio, frio y distante (Jin, el samurái), otro más extrovertido, atrevido y emocional (Mugen, el vagabundo) y por último tenemos a una chica común y corriente (Fuu). Entre ellos se forman distintas relaciones que van progresando a medida que avanza la trama. Esta fórmula es la misma que utiliza Watanabe en otras series como Sakamichi no Apollon o Zankyou no Terror.

samurai 4

Sin embargo al contrario que algunas de las series del director que presentan esta misma fórmula, en Samurai Champloo es muy evidente el contraste entre personalidades creando momentos muy divertidos, sin dejar de lado ese sentimiento de competición constante que existe entre los protagonistas.

La estructura de la obra es muy parecida a Cowboy Bebop, son historias individuales que duran dos o tres episodios. En Samurai Champloo por otro lado, son diferentes situaciones que se presentan ante los protagonistas en su camino para encontrar al samurái de los girasoles y en las que de alguna manera se ven involucrados. En esta apartado la serie es una montaña rusa, tiene microhistorias que brillan por su contenido, otras que son totalmente olvidables y por último, aunque en menor medida, partes que se hacen excesivamente pesadas y que se pueden catalogar como relleno.

Samurai Champloo incorpora elementos de la cultura moderna, especialmente de la cultura hiphop, como el rap, graffiti, la influencia “gangsta” de las bandas o el uso del scratch como transición. Esta influencia se ve claramente reflejada en el personaje de Mugen, su forma de luchar influenciada por el breakdance y la capoeira, lo convierte en el primer bboy samurái de la historia.

También existen muchos guiños a marcas de ropa actuales en los kamons o insignias de los diversos clanes. Así pues vemos logotipos parecidos a Adidas o Converse en los kimonos de los personajes.

samurai 6

La banda sonora esta plaga de ritmos urbanos o beats de hiphop, fusionándose en algunos casos con la música del mundo samurái. Grupos como Nujabes, Force of Nature, Tsuchie o Fat Jon le dan un sonido magnifico a la serie.

Hasta su cierre, el estudio de animación Manglobe siempre mantuvo unos estándares de calidad muy altos. En Samurai Champloo podemos notar una animación adelantada a su época, que pese a haber pasado 12 años desde su estreno, se siente fresca y muy fluida, brillando sobre todo las escenas de acción que no tienen nada que envidiar a estudios con mucho mas presupuesto.

samurai 7

Samurai Champloo es una serie que destaca por su increíble animación y ambientación, mezclando elementos que dan como resultado un coctel explosivo. Cumpliendo con el dicho “si te vas a inspirar, hazlo de algo bueno”, Watanabe tira de libreta, coge piezas de Cowboy Bebop y le da su toque personal. Creando una serie a la que no le afecta el paso del tiempo.

Chema Pini

Dejar respuesta