Hoy está en boca de todos el estreno de la nueva película de Blade Runner, un clásico de la ciencia ficción. Como hablamos en el anterior Anijayaa sobre el corto dirigido por Watanabe, Blade Runner sentó unas bases que obras posteriores tomaron como referencia para crear sociedades utópicas en el futuro. Hoy en Anijayaa hablaremos de una obra que os hará recordar al clásico de Ridley Scott.

En el futuro, es posible de medir de manera cuantitativa las emociones, deseos e inclinaciones de una persona. De esta manera, también puede ser medida la tendencia criminal la cual es usada para juzgar a los criminales. Esta es la historia de un equipo de policías dedicados a mantener el orden público. Algunos de ellos trabajan en la Fuerza responsable del arresto de los criminales mientras otros trabajan en Supervisión los cuales vigilan a sus colegas.

¿Por qué decimos que Psycho Pass bebe mucho de Blade Runner? En primer lugar nos sitúa en un mundo oscuro, donde el progreso es patente a cada paso que damos, pero eso no significa que todo lo que ha traído el avance tecnológico sea bueno.

En Psycho Pass la tecnología ha traído control sobre la vida de las personas, hasta el punto en que viven una libertad muy controlada, un concepto de libertad que se situaría entre las ideas del contractualista Jhon Locke y la libertad colectiva de Karl Marx, algo parecido a lo que decía Jean Paul Sartre, un ser humano condenado a ser libre.

En este mundo, el ser humano es libre, puede hacer lo que le plazca, pero tiene consecuencias. El Coeficiente de Crimen es algo que está presente en toda la historia y alrededor de ello gira la trama, si un mundo se basa únicamente en un sistema, que significa para las personas, y más importante aún, ¿Qué ocurre cuando alguien encuentra huecos en ese sistema?

Urobuchi es famoso por ser un guionista que tiende a la catástrofe, ha plasmar mundos llenos de miseria y tristeza, en los que sus personajes por más que intentan librarse de su sufrimiento no son capaces porque viven sometidos a una voluntad superior. Psycho Pass en este sentido es su obra más representativa, personajes llenos de matices que tratan de sobrevivir en un ambiente sórdido y sin escrúpulos que se aprovecha de ellos, no tiene miedo a restregarlos por el fango.

Akane es uno de los personajes más odiados, pero en esta temporada se ve la magia marca Urobuchi, como una chica casi perfecta va empapándose de la miseria y pasa de ser una idealista y una ingenua, a ser alguien determinado y deprimido.

Hay tres ideas que giran alrededor de Psycho Pass, la venganza, la justicia y la libertad del ser humano. Ideas que podemos observar en otras obras que se desarrollan de la misma forma en otras obras con un escenario parecido, MInority Report, Blade Runner, las obras de George Orwell o incluso Jonathan Swift, todas ellas tratan de reflejar aspectos muy oscuros de la sociedad humana llevándolas al extremo.

Psycho Pass no es apto para sensibles, está repleto de escenas violentas, sangrientas y perturbadoras. Es normal que a los estómagos más sensibles, ya que es cruel tanto en lo físico como en lo mental. El propio director bromeo diciendo que quería que los niños sufrieran un trauma de por vida tras ver la serie.

Si le das una oportunidad a esta interesante obra, vas a conseguir empatizar con alguno de sus personajes. Son tan humanos que sufres al ver las agonías por las que pasan. No vas a ver un conflicto de buenos contra malos, todo es una amplia gama de grises, con sus cualidades y sus defectos. El bien y el mal son cosas muy relativas que en muchas obras se tiende a poner de forma muy estricta quien es el villano y quien el héroe, pero eso no cabe en Psycho Pass.

Produccion IG es un estudio de animación de primera clase, todas sus obras están plagadas de calidad y en esta serie volcaron sus valores productivos para desarrollar una obra casi titánica. La estética esta lograda a la perfección con un juego de colores y luces impresionante, te sitúa de lleno en medio de un NeoTokyo ahogado por los neones.

Si eres amante de la ciencia ficcion aquí tienes una obra a la que echar un ojo, no te defraudara. En siguientes Anijayaa hablaremos de su segunda temporada y de su película ¡¡No os lo perdáis!!

Dejar respuesta