N.E.R.O.: Nothing Ever Remains Obscure nos ha maravillado por su simpleza y experiencia audiovisual. Un pequeño juego de puzzles y exploración que nos cuenta una historia extraña y llena de sentimientos. Nosotros hemos tenido la oportunidad de jugar a la versión de PlayStation 4 y hemos acabado enamorados del mismo.

Este viaje emocionante y metafórico fue lanzado a finales del mes de junio en formato digital, después de casi un año del lanzamiento en PC Y Xbox One. Nosotros somos un ser extraño, que en algunas ocasiones estaremos acompañados de una especie de mago. No todo es casual en el juego, ya que para poder avanzar y seguir conociendo en profundidad la historia, tendremos que avanzar por los inmensos escenarios y sus rincones secretos. Llegaremos a una misteriosa isla en medio de la nada, y en el momento que bajemos de nuestra barca, comienza nuestra aventura.

L3xMgO-360p-66-720p

El manejo del personaje es sencillo, con una vista en primera persona, tendremos que explorar los escenarios, leer los mensajes ocultos en paredes, arboles o estatuas gigantes. Encontrar los trozos de fotografias esparcidas por los escenarios ( no es obligatorio, pero si aconsejable), para conocer esta historia bella y triste que aguarda en N.E.R.O.: Nothing Ever Remains Obscure. El juego es muy parecido a The Witness, aunque más fantasioso en su historia y mucho menos dificultoso que este.  The Vanishing of Ethan Carter también tiene un sistema parecido, una narrativa progresiva.

maxresdefault

Los escenarios han sido recreados con todo lujo de detalles. Si bien no podemos decir que los gráficos luzcan de una manera asombrosa, los escenarios son bellos, sobre todo los efectos de iluminación. El modelado del personaje que nos acompaña no es una maravilla, y muchas veces el juego da unos pequeños tirones o fallos en la cámara, pero son lo de menos. El juego ha usado el motor Unity.

N.E.R.O.:Nothing Ever Remains Obscure_20160622191109

N.E.R.O.: Nothing Ever Remains Obscure no es un juego largo, ya que lo podremos hacer en unas tres horas, aunque encontrar todos sus secretos nos llevará un poco más de tiempo. El juego es rejugable, ya que su banda sonora, que se muestra progresivamente a medida que vamos avanzando, es una maravilla para nuestros oídos y querremos volver a escucharla. Sin duda es lo mejor de este juego independiente desarrollado por Storm In A Teacup. Los efectos de sonido pasan un poco desapercibidos, y el juego nos llega en inglés con subtítulos en castellano.

nero1

N.E.R.O.: Nothing Ever Remains Obscure es una bonita experiencia para todos los públicos. Muy lento en algunas cosas y simple, pero muy bello. Un juego recomendable para relajarnos y disfrutar de lo que vemos y oímos en pantalla.

nero-3415534

Dejar respuesta