El pasado fin de semana, que coincidía con un día festivo, decidimos mi pareja y yo jugar a Beyond: Dos almas, el último trabajo de Quantic Dream, creadores de Heavy Rain. No nos vamos a explayar con el análisis pues ya sabéis que no los hacemos muy largos.

El punto a favor del juego es su calidad gráfica. Nunca se ha visto nada parecido en una consola de sobremesa. Las expresiones faciales son geniales y el nivel de realismo te deja embobado a cada paso que das en el juego. Los personajes parecen que van a salir de la pantalla, y los escenarios están llenos de detalles.

El apartado sonoro es genial, con unos efectos envolventes dignos de la mayor superproducción de Hollywood. La banda sonora no esta nada mal, pero puede pasar en todo momento desapercibida pues, bajo mi opinión, no acompaña al juego.

En el apartado jugable, decir que muchas veces el personaje se marea a la hora de manejarlo y llega a desesperar. Cuando se supone que tiene que correr, va muy lento. El manejo del mismo es muy simple, pues el juego esta creado para ser jugado por personas que nunca juegan a la consola, pero llega a ser tan simple que aburre.

Lo mismo pasa con la historia del juego, es aburrida en algunas ocasiones, e incluso tiene muchas fases que son de relleno. De unas 10 horas que dura el título, 5 sobran. La parte de los indios, patetica.

Resumiendo, es un juego que tienes que probar por su acabado técnico pero que a la hora de la verdad, aburre en algunos momentos. No es rejugable pues la historia puede variar algo pero no para dedicarle muchas horas. Si juegas en pareja o con un amigo la cosa es más divertida.

Puntuación 6

Dejar respuesta