Gracias a los Premios PlayStation hace que cada vez sean más los estudios que se apuntan a esta iniciativa organizada por PlayStation Iberia y que busca potenciar la creatividad de los estudios españoles que encuentran obstáculos para sacar sus proyectos adelante. Este año el premio ha recaído en el estudio catalán Open House Games, ganadores de la V Edición de los Premios PlayStation gracias a su emotiva aventura con A Tale of Paper que analizamos a continuación.

Nos pondremos en la piel de un muñeco de origami que ha cobrado vida de forma misteriosa, para cumplir el objetivo de su creador. A Tale of Paper arranca con un halo de luz sobrevolando el inerte cuerpo de nuestro protagonista, para después llenarlo de vida. Con nuestro protagonista podremos caminar o saltar y, a medida que vayamos avanzando iremos adquiriendo nuevas habilidades que nos serán muy útiles, como el correr para evitar a las temibles Roombas, que detectará nuestra presencia para acabar con nosotros. Aunque no será el único peligro, y es que el agua o incluso caer desde lugares elevados también podrá matarnos. 

El atractivo del juego es poder adoptar algunas formas que nos otorgarán ciertas habilidades que nos ayudarán a avanzar. Transformarnos en rana, nos permitirá impulsarnos más alto de lo normal para poder alcanzar plataformas. Transformarnos en una bola de papel, nos permitirá rodar por superficies en pendiente o tuberías, etc. Cada habilidad estará asignada a un botón, por lo que adaptarse a cada momento será muy fácil, pues habrá ocasiones en las que tendremos que intercambiar varias habilidades en apenas unos segundos.

A Tale of Paper nos a recordado en ocasiones a Little Nightmares. De hecho, guarda cierta similitud y luce espectacular sin llegar a ser tan grotesco. Como os comentamos, los escenarios son realmente bonitos y nos han encantado algunos detalles que sin duda marcan la diferencia y hacen del juego algo familiar y cotidiano; como las cajas de cartón con el logo de Amazon, o las sábanas de papel de periódico donde pueden leerse algunas noticias de actualidad.

A Tale of Paper llega en varios idiomas incluido el catalán, a pesar de ser un juego que no necesita ni de un narrador ni de líneas de texto para llegar al jugador. La banda sonora es sencilla, pero se van añadiendo instrumentos conforme vaya pasando cosas en pantalla.

En cuanto a la duración no te llevará más de tres horas en finalizar, dependiendo de tus habilidades como jugador o si decides hacerte con todos los coleccionables colocados estratégicamente a lo largo del juego. Conseguir todos los logros nos costará un poco más.

En definitiva, A Tale of Paper es una experiencia corta pero muy recomendable. Ofrece plataformas, ligeros rompecabezas, además de cambiar de apariencia a nuestro personaje con el fin de adaptarnos a los retos que nos propone cada uno de los niveles. No obstante, es en el apartado audiovisual donde A Tale of Paper luce todo su esplendor. En definitiva, un juego que no puedes pasar por alto, sobre todo si eres de los que les gusta descubrir propuestas nuevas, cortas e independientes. Solo disponible en digital.

Dejar respuesta