Sega Mega Drive es una videoconsola de sobremesa producida por SEGA, lanzada al mercado en 1988. Esta videoconsola es la sucesora directa de la Sega Master System y compitió contra laSNES de Nintendo, como parte de las videoconsolas de cuarta generación. En Europa, incluyendo España, la consola llegó en 1990. En todos los países de América excepto Brasil, la consola fue comercializada bajo el nombre de Sega Genesis, y tuvo un amplio mercado. La primera versión de la Mega Drive vio la luz en Japón en octubre de 1988. Fue la sucesora de la Sega Master System y la primera videoconsola de 16 bits de Sega, siendo la consola más reconocida y alabada de Sega. Fue descontinuada en 1998, aunque hay algunos fabricantes sin licencia que continúan creando clónicas de esta.

Aunque la Sega Master System fue un éxito de ventas en América del Sur y Europa, no logró despertar el interés de los mercados de Japón y Estados Unidos, que a mediados de los 80 estaban dominados por Nintendo con el 92% y 95% del mercado, respectivamente. Para conseguir un drástico incremento de ventas, Sega desarrolla una nueva máquina que sea al menos tan poderosa como el mejor hardware del mercado de entonces: los ordenadores de 16 bits Commodore Amiga y Atari ST.
Puesto que los juegos arcade System 16 de Sega son en ese momento muy populares, el director ejecutivo de SEGA, Hayao Nakayama, decide que la nueva consola sea también de 16 bits. El proceso de diseño final acaba aportando 3 nuevas placas arcade: Mega-Tech, Mega Play, y System C. Los juegos recreativos desarrollados para esas placas pueden ser portados de forma fácil y rápida a la nueva consola.

Lanzamiento

La Sega Mega Drive fue lanzada en Japón en 1988. En 1989 SEGA no logra reservar los derechos legales del nombre en Estados Unidos. Por esa causa se conoce a la consola como Sega Genesis en el resto de América, salvo en Brasil.

La consola se lanzó en Europa y el resto del mundo en 1990 bajo el nombre original.
Gracias a lanzamientos clave como Sonic 1 y a un amplio catálogo de juegos deportivos, la consola fue muy bien recibida por el público estadounidense, donde fue líder del mercado entre 1991 y 1994, compitiendo directamente con la TurboGrafx 16 de NEC Corporation, y sobre todo con la SNES.

Posteriormente, y debido a la inminente evolución tecnológica, Sega quiso hacer expansiones de la consola, para que así tanto Sega como los estudios third-party pudieran hacer mejores juegos sin tantas limitaciones técnicas. En ese contexto Sega lanza Sega Mega-CD en 1991 y Sega 32X en 1994. Las ventas de Mega-CD no fueron tan elevadas como SEGA esperaba, y Sega 32X resultó ser un gran fracaso, en ambos casos debido, entre otras razones, al precio y los problemas en cuanto a los distintos modelos de Mega Drive presentes.

Mega Drive perdió la privilegiada posición en la industria debido a las mencionadas expansiones, y al fuerte catálogo desarrollado para la Super Nintendo, con juegos como Donkey Kong Country, que provocaron que la consola de Nintendo se colocara como la más vendida en la llamada generación de los 16 bits. Aun así, Mega Drive consiguió alzarse a su potente rival en determinados mercados, destacando sobre todo el indiscutible liderazgo del mercado europeo de aquella generación, posición que nunca llegó a abandonar en el viejo continente.
La sucesora de Mega Drive fue la conocida Sega Saturn, lanzada en 1995.

CONTINUARA

Dejar respuesta