Después de casi una década de espera, por fin tenemos disponible para PlayStation 4 The Last Guardian ( Hitokui no Ōwashi Trico ), la última obra maestra de Fumito Ueda. La espera ha sido bastante larga, pero ha merecido la pena, ya que nos encontramos con uno de los mejores…

The last guardian

Sonido - 100%
Gráficos - 96%
Jugabilidad - 88%
Duración - 94%

95%

Obra Maestra

Uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos. The last guardian se lleva una de las notas mas altas de la redacción por méritos propios.

User Rating: 4.6 ( 1 votes)
95

Después de casi una década de espera, por fin tenemos disponible para PlayStation 4 The Last Guardian ( Hitokui no Ōwashi Trico ), la última obra maestra de Fumito Ueda. La espera ha sido bastante larga, pero ha merecido la pena, ya que nos encontramos con uno de los mejores juegos de la historia.

Una historia de amistad es lo que encontraremos en The Last Guardian. Un niño de unos 13 años duerme en la profundidad de lo que parece ser un templo. A su lado, duerme una bestia de enorme tamaño, que tiene un parecido a un perro y a un ave. Sin duda, nuestro protagonista de la historia se pega un gran susto, pero no duda ni un minuto en ayudar a la criatura, la cual, bautiza con el nombre de Trico (referencia a anteriores entregas).

Como si del pasado se tratase, la voz de una persona adulta, que es el niño en el futuro, nos narra la historia de amistad entre Trico y él mismo. A lo largo de más de diez horas de juego, seremos testigo de como avanza esta amistad, junto con una inteligencia artificial que va en aumento a medida que vamos haciéndonos más amigos de Trico.

Sin duda, tenemos que quitarnos el sombrero, ya que, aunque el juego tiene un sistema bastante lioso a la hora de controlar al niño o dar ordenes a la bestia, el contenido final del juego se puede catalogar como obra maestra, ya que exceptuando el manejo, el juego es casi perfecto.

Ya pudimos ver un control muy parecido en anteriores trabajos de Fumito Ueda. En Ico, que fue lanzado para PS2, hacernos con el control del protagonista era toda una odisea. Con Shadow Of The Colossus, también para la extinta PS2, el control no era todo lo preciso que queríamos, pero suponemos que su director ha optado por un sistema parecido en The Last Guardian, por lo que los jugadores que estén acostumbrados a los anteriores juegos, no se llevarán las manos a la cabeza.

Aunque el juego no nos presenta un mundo libre para explorar, que tan de moda esta últimamente en el mundo de los videojuegos, algún que otro secreto si que se esconde, y tendremos que jugar varias veces al juego para hacernos con el cien por cien del mismo. No vamos a revelar nada para mantener al lector con la intriga, pero merece la pena explorar el juego por completo.

Como bien hemos comentado más arriba, para poder avanzar por el juego, es necesaria la cooperación con la bestia, ya que sin ella, estaríamos más que perdidos. Aunque la historia se narra de forma pausada y sin apenas escenas cinemáticas, os adelantamos que el juego tiene un final precioso, así como su desarrollo.

Pero no todo sera montarnos a lomo de Trico, ya que tendremos que enfrentarnos a unos guerreros que se esconden a lo largo de todo el juego. Nosotros, al comienzo de la historia, tendremos una especie de escudo reflectante que hace que Trico use una especie de rayo que sale de su cola. Por supuesto, Trico en todo momento nos ayudara eliminando a base de golpetazos (la inteligencia artificial aquí es una maravilla) a los guerreros que intentan llevarnos a unas puertas mágicas.

La paciencia es algo que el jugador tiene que tener a la hora de poder avanzar en el juego, ya que muchas veces, las ordenes que le dictemos a Trico no se realizaran en el momento. Por supuesto, no siempre contaremos con su ayuda, ya que hay momentos en los que nos separaremos.

Es tan grande la amistad entre el niño y Trico, que en muchos momentos, veremos escenas realmente tiernas, y es que el nivel de detalle de la criatura es asombroso. Nunca antes hemos visto algo igual en un videojuego.

Los efectos de las plumas de Trico son apabullantes, y en todo momento el personaje parece que tiene vida propia. Sin embargo, el niño no tiene un modelado muy bueno, aunque suponemos que su director así lo ha querido.

Otra cosa que no ha maravillado en el aspecto gráfico ha sido el uso de la iluminación. Los paisajes, el agua, los arboles, los enemigos…todo tiene una calidad abrumadora. Muchas veces pensaremos que nos encontramos frente a un juego que se va a romper, ya que es casi imposible que una consola como PlayStation 4 pueda mover semejante calidad gráfica, pero todo lo que vemos en pantalla esta movido con el motor del propio juego.

Otra maravilla con la que cuenta el juego es con un apartado sonoro de infarto. Junto con una banda sonora magistral, The Last Guardia puede presumir de ser el juego con el mejor apartado sonoro de todos los tiempos. Si el jugador dispone de sonido envolvente, alucinara con la calidad del mismo. Un DTS magnifico junto con una preciosa banda sonora.

The Last Guardian obtiene, por lo menos en nuestra redacción, una nota bastante alta. Dejando a un lado su a veces tedioso manejo del niño o de la cámara, el juego se ha convertido por méritos propios en uno de los mejores juegos de la historia.

|título        = The Last Guardian
|género        = Plataformas
|origen        = Japón
|distribuidor  = Sony
|online        = No
|idioma        = Castellano
|sistema       = PS4
|jugadores     = 1
|edades        = +12

Dejar respuesta