Un día, de repente, nos levantamos y vemos en las redes sociales y en numerosos medios de Internet, hablar sobre Stranger Things, la nueva serie de Netflix que nos devolverá a la nostalgia de los años 80.

Pues nada, el equipo de Inajayaa decidimos ponernos a verla, ya que son solo ocho episodios de unos 50 minutos de duración cada uno que no se hacen para nada pesados. Pero ya que esto es una columna de opinión, vamos a ser sinceros, ya que no estamos analizando la serie en cuestión, si no directamente comentar nuestra opinión sobre la misma.

stranger-things-on-netflix

Stranger Things no es nada del otro mundo, e incluso hay partes que no llaman la atención para nada. Los protagonistas, unos adolescentes que aparte de trabajar como el culo, tienen un doblaje más que pésimo en la versión en castellano de la serie.

Eso si, nos tenemos que quitar el sombrero frente a Winona Ryder, la cual borda el papel de madre desesperada por la desaparición de un hijo, algo que no es moco de pavo. Eso si, parece ser que es único desaparecido que interesa, ya que otras personas que se encuentra en la misma situación, parece no afectar al pueblo. Eso si, la banda sonora esta bastante bien.

srv_foto

Y otra cosa que nos ha parecido ridícula es como estos chicos ocultan a Siete, una chica que aparece de la nada pero pasa desapercibida, con todo lo que monta, en el sótano de uno de los chicos. Claro…es súper creíble…

Por eso nosotros nos preguntamos ¿por que tanto revuelo con esta serie? Suponemos que por el efecto nostálgico que da, aunque tenemos que reconocer que la serie no es aburrida, no es para que se le de ese boom. Se rumorea una segunda temporada, que nosotros gustosamente visionaremos, pero que pensamos no le hace falta. Netflix tiene mejores series.

Dejar respuesta