Ser una persona tacaña, hoy en día quizás  este de moda. La miseria desgraciadamente ciega a las personas. Cierto es que tenemos que ahorrar para lo que nos pueda venir, pero ser súper tacaño, como François Gautier, el protagonista de Manual de un Tacaño, es otra historia.

Apaga todas las luces de su casa y cena con la luz de las farolas de la calle. No tiene un teléfono con saldo, ya que llama con el teléfono del vecino. De repente, su vida de ahorro da un giro al aparecer por su casa una hija que desconocía. La gracia es que el nacimiento de esta chica fue debido a un condón de segunda mano que utilizo por ahorrar…una pasada de hombre que con una historia tan divertida nos ha maravillado.

Dirigida por Fred Cavayé (Los Infieles) nos muestra en Manual De Un Tacaño que las comedias de origen francés siguen dando caña en lo referente a un cine actual que no sale de las comedias bobas de enamorados o de apellidos vascos que solo entretienen un rato.

Manual de un tacaño es una magnifica comedia para todos los públicos donde el ahorro masivo, los créditos rápidos del vecino y la llegada de su incrédula hija nos sacan una sonrisa en tiempos de crisis.

Pero lo que más nos ha gustado, a parte de un soberbio Dany Boom, son sus personajes secundarios, que, no sabemos como, se tragan las historias de Francois, que casi siempre sale airoso de las situaciones más irrelevantes, realistas y tacañas. Una maravilla de producción que no debes de perderte.

Dejar respuesta