“Si te gusta Juego de Tronos y Neil Gaiman, te fascinará este sueño de aventura, terror y magia del que no querrás despertar”, afirma el actor, Eduardo Noriega, sobre La última bruja, la novela de Mayte Navales, finalista del Premio Minotauro, y que ahora publica la editorial Almuzara.

La autora, heredera directa de Neil Gaiman, Stephen King, Anne Rice y Patrick Rothfuss, combina con maestría el género del terror y la fantasía mítica en una obra en la que se adentra en la oscuridad y voracidad del corazón humano, para contar la historia de dos brujas; Greta, nacida en la Edad Media, e Irati, la última de su estirpe.

Aquelarres, rituales sangrientos, mitología, violentos hechizos, leyendas, bosques de poder, animales totémicos, magia sexual, caminantes de sueños que habitan entre nosotros, y niños con excesivos poderes a quienes los adultos desean explotar, serán los ingredientes de este conjuro literario que hechizará, entre otras cosas, al lector por su precisa y rigurosa documentación que la autora atesora en estos campos.

Descubrir los motivos por los que una bruja nunca debe utilizar su verdadero nombre es uno de los ejes argumentales de La última bruja; siempre debe permanecer oculto porque, de lo contrario, les daría a los demás excesivo poder sobre ella.

De ahí que camine por todo el libro, bautizándose y renombrándose con denominaciones de los ríos, las montañas y los bosques, para extraer de esos enclaves todo su poder telúrico. Sólo la narradora sabe la verdad…. y, acaso, la lanza del destino -¿la de Longinos?-, que podría arrancárselo de sus propios labios.

Mayte Navales nació en Zaragoza. Lectora empedernida de fantasía, ciencia ficción, terror y ficción especulativa, trabajó de fotógrafa, actriz, camarera y animadora al tiempo que dirigía cortometrajes, estudiaba filología inglesa y escribía relatos de fantasía mítica. Actualmente trabaja como guionista de televisión.

Nota de prensa integra

1 Comentario

Dejar respuesta