El galadornado Elite Dangerous llegará a PlayStation® 4 y Xbox
One en edición física el próximo 27 de junio, de la mano de BadLand Games. Este multijugador masivo online (MMO) está desarrollado por Frontier Developments, y hasta la fecha solo estaba disponible en formato digital para Xbox One y PC, plataformas en las que ha cosechado gran éxito de crítica y una amplísima comunidad de jugadores.

Bajo el título de Elite Dangerous: Legendary Edition, esta edición física incluye el juego original Elite Dangerous, el pase de temporada Elite Dangerous: Horizons -primera gran expansión del juego, que incluye novedades como el aterrizaje planetario y misiones específicas para visitar planetas- y 1000 puntos Frontier extra para poder gastarlos en el juego. Elite Dangerous, cuarta entrega de la saga Elite, es un juego de simulación espacial
ambientado en el siglo XXXIV. En él, a bordo de una nave espacial el jugador explora un entorno interestelar que recrea, con un nivel de realismo gráfico sin precedentes, la Vía Láctea a escala 1:1 a partir de datos y principios científicos reales; es decir, estarán disponibles 400 billones de sistemas estelares. El juego se basa en tres pilares bien diferenciados en torno a los que gira toda la acción: el combate, la exploración de los sistemas solares y el intercambio comercial con otros sistemas y planetas.

Se trata del primer título de la serie Elite que ofrece una experiencia
multijugador masiva online (MMO), en la que las acciones de los
jugadores afectan directamente al universo persistente. La premisa
del juego es simple: construir una galaxia con miles de
jugadores que interactúen entre ellos (mejorando sus
propias naves comprando componentes, cazando,
explorando, ejerciendo de mineros y asaltando a otros
jugadores en el momento más insospechado, etc.), dando así
vida a las misiones y contribuyendo al desarrollo del juego.
Todo lo que sea necesario para sobrevivir, así como para
obtener habilidades y poder y puntuar en los ránkings de Elite
Dangerous.


No obstante, al mismo tiempo se mantienen las opciones del modo para un solo jugador, en
el que éste estará solo en la galaxia, sin otros jugadores y sin “gankers”, para dar rienda suelta
a su imaginación y poder investigar planetas sin el riesgo de morir. Dentro de este modo, el
jugador también podrá crear grupos para jugar online con sus amigos y, de esta forma, poder
llevar a cabo misiones solo con la gente que él quiera.
Estos modos multijugador reciben el nombre de CQC (The Close Quarter Championships), y
presentan batallas en espacios cerrados, alrededor de planetas y de estaciones espaciales, por
lo que dejamos de lado la exploración para centrarnos únicamente en el combate. Además, la
cercanía a los planetas hace que los jugadores se muevan más rápido que estando en el Espacio
Exterior, por lo que los enfrentamientos pueden llegar a tener una velocidad vertiginosa.
Estos modos CQC nos permiten jugar tres tipos de partidas que enfrentan entre sí hasta a 8
jugadores: “Deathmatch”, “Team Deathmatch” y “Capture the Flag”. El principal acierto de
dichos modos multijugador es que en ellos el jugador no utiliza la misma nave que pilota en el
modo principal de juego, por lo que no tiene que preocuparse de que sufra daños ni de tener
que repararla.

CQC le permite desbloquear nuevas naves según sube de nivel al ganar
batallas contra otros jugadores, y le da la opción de ir comprando mejoras para conseguir
ventajas en combate como mayor potencia de fuego o de escudos.
Elite Dangerous: Legendary Edition estará a la venta en España a partir del próximo 27 de
junio, en edición física para PlayStation® 4 y Xbox One. Incluye el DLC Elite Dangerous:
Horizons y 1000 puntos Frontier extra.

Dejar respuesta