¿Hasta dónde llegarías para ver cumplidos todos tus deseos?

Con la promesa de conceder cualquier deseo, el Santo Grial provocó tres guerras en el pasado, a cada cual más cruel y sangrienta, proclamando al último superviviente como vencedor de la contienda. La historia nos narra la Cuarta Guerra del Santo Grial, en la que los participantes lucharan junto a sus Sirvientes para reclamar el omnipotente Santo Grial, capaz de conceder cualquier deseo a cambio de la vida del resto de contendientes.

FateZero1

Fate Zero nació como novela ligera, de manos de Gen Urobuchi (Madoka Magica, primera temporada de Psycho-Pass), en el año 2011 el estudio de animación Ufotable produjo la primera parte de la adaptación al anime, emitiendo la segunda en 2012, contando ambas con la dirección de Ei Aoki (Aldnoah Zero).

A primera vista, Fate Zero puede no llamarte la atención, ya que su trama a primera vista no tiene nada resaltable o digno de mención, presenta una trama similar a la de Battle Royale en la que un grupo de personajes se ven involucrados en una competición a muerte.

FateZero2

Una de las muchas diferencias con otras historias de supervivencia, es que los participantes van acompañados de figuras históricas o fantásticas, como el Rey Arturo, Alejandro Magno, Barba Azul o Gilgamesh. Cada uno de ellos desempeña un rol que corresponde a su estilo de combate.

Y es que el atractivo de la serie radica en sus personajes, Gen Urobuchi es especialista a la hora de crear personajes oscuros, y en una historia que nos habla sobre que estaríamos dispuestos a sacrificar con el fin de cumplir nuestros sueños y el camino del héroe trágico, encaja a la perfección, creando personajes podridos por dentro pero por los que el espectador siente cierta empatía o cariño.

FateZero3

La serie consigue el perfecto equilibrio entre exposición y acción. La franquicia Fate es famosa por los diálogos infinitos y barrocos, repletos de dobles sentidos y elipsis, Zero al no estar escrita por Kinoko Nasu (escritor de Tsukihime, Kara no Kyoukai y Fate Stay NIght) deja a un lado esos eternos periodos de exposición nerd y pasa a algo más condensado, aunque a pesar de todo pueda seguir pareciendo pesado.

En cuanto a la animación Ufotable tuvo que lidiar con que la anterior adaptación de la saga Fate, Fate Stay Night, fue un completo desastre que llevaba el nombre de estudio DEEN. Fate Zero no solo dejo por los suelos la adaptación de DEEN sino que dio como resultado una de las mejores animaciones de los últimos años, un espectáculo de luces, colores y movimientos encomiable, aderezado por una banda sonora más que destacable.

FateZero4

Fate Zero es sin duda una gran obra para introducirse al mundo del anime, una joya de las que cuesta trabajo encontrar que no dejara indiferente a nadie.

Dejar respuesta