El 10 de agosto de 2010 a.t.b, el Sacro Imperio de Britannia sobrepasó a las fuerzas japonesas y conquistó el país en menos de un mes, haciendo uso de sus armas robóticas. Japón perdió su libertad y derechos, y pasó a ser llamada “Área 11 (eleven)”. Sus habitantes, ahora llamados “Elevens” fueron obligados a sobrevivir en ghettos. Sin embargo aún persisten grupos que se resisten y luchan contra el Imperio por la independencia de Japón. Después de que su padre, el Emperador de Britannia, no hiciese nada para atrapar a los terroristas que asesinaron a su madre y lisiaron a su hermana, un niño llamado Lelouch juró destruir Britannia. Siete años más tarde en el Área 11 conoce a una misteriosa chica, con la que realiza un contrato a cambio de un poder llamado “Geass”. Con él, Lelouch finalmente tiene el poder que necesita para derrotar a Britannia y realizar sus dos deseos: vengar a su madre y construir un mundo en el que su amada hermana pueda vivir feliz. 

¿Es posible un mundo sin guerra? Code Geass plantea en la misión del protagonista un mundo idílico, donde guerra, pobreza o hambre no tiene cabida, pero al mismo tiempo plantea al ser humano como causa de sus propias desgracia. Todo momento de paz, lo es por no estar el ser humano involucrado, un sueño inalcanzable. La serie nos pone sobre la mesa un dilema moral de grandes dimensiones ¿es el ser humano el peor mal para la humanidad?

Este devenir de ideas y pensamientos es el punto de partida de nuestros personajes, cada uno de ellos construidos como un conjunto de deseos y aspiraciones, para mostrar a través de sus sentimientos el precio que hay que pagar por conseguir cumplirlos y quien está dispuesto a liquidar esa cuenta con el destino.

Decir que Code Geass es un anime mecha seria raspar la superficie. Si bien es cierto que gran peso recae sobre los robots, hay una infinidad de elementos que forman parte de otros géneros. Los personajes tienen unos diseños propios del genero Shoujo (gracias a las CLAMP) mientras que la rivalidad entre los dos personajes principales es totalmente shonnen.

El interés por Code Geass crece gracias a las escenas en las que sus personajes se ven obligados a traicionar sus principios para dar un paso adelante en la misión que tienen encomendada.

Lelouch al principio podría pasar por el típico personaje beta totalmente perfecto y que todo el mundo adora, y lo es. Pero la serie acierta cuando lo convierte en humano por sus acciones, que busca un “bien común” aunque eso signifique masacrar multitudes o traicionar a sus mejores camaradas. Esta faceta se ve reforzada por su alter ego Zero que da rienda suelta a sus verdaderas intenciones.

Code Geass es un anime totalmente recomendable que cualquier amante de la animación debería ver. Promete tensión, emoción y muchos….muchos mechas.

Dejar respuesta