Al ver el titulo os preguntareis ¿Por qué reseñáis antes Clannad After Story que Clannad? Si bien es cierto que After Story comienza donde lo deja la temporada original, no es totalmente necesario ver esta para enterarse de la historia. Pero si necesitas ver desde el principio la historia para enterarte de todo, desde aquí te recomendamos que comiences con After Story y después veas la película que compila toda la historia.

Tomoya Okazaki es un joven de tercer año de instituto que parece importarle poco su desempeño escolar, y sumada a su actitud conflictiva originada por problemas familiares, es marcado como “delincuente” en su escuela por la gran mayoría de sus compañeros que están más ocupados pensando en lo que harán una vez acaben la escuela. Tomoya, sin amigos, oficio ni beneficio; conoce providencialmente a Nagisa Furukawa, una chica enfermiza algo lenta en los estudios que se quedó sin amigos puesto que todos ellos ya se habían graduado. Poco a poco ambos entablan amistad y mientras el joven empieza a descubrir que su escuela no era tan mal como aparentaba, empieza a conocer a más chicas. Sin embargo, a pesar de todo, el muchacho y sus amigas guardan secretos, sueños y deseos que irán entrecruzándose.

La primera mitad de After Story se podría catalogar como una continuación a raja tabla de la primera temporada. Mismas bromas, mismo planteamiento y mismo tono, apenas hay una diferencia con la primera temporada.

Pero a partir del episodio 12/13 hay un cambio sustancial en la serie, el equipo le da la vuelta a la tortilla y comienza una historia que te hace necesitar un paquete de clínex a mano. El drama en bandeja de plata.

Desde este momento Clannad se torna más oscuro y realista, hasta el punto de que llega a asustar lo cercano que sientes la realidad de los personajes. La historia se toma más en serio a sí misma y trata de reflejar una historia muy dura a través de Okazaki, al que a veces la trama trata como un saco de boxeo.

El final de la serie es agridulce, ya que por un lado es el clímax perfecto para la trama, y por otro resulta demasiado forzado, ya que parece obligado que las cosas acaben de manera feliz. Pero Clannad After Story tiene escenas magníficas, como la de Ushio y Okazaki en el campo, que es sencillamente gloriosa y hará que gastes un rollo de papel higiénico para secarte las lagrimas.

Clannad es una serie que saca la magdalena que llevamos dentro, si eres de lagrima fácil la vas a disfrutar, y en caso de que no lo seas…puede que esta sea la serie para empezar a llorar.

2 Comentarios

Dejar respuesta